Amixys Amibot Dolphin

Un aspirador muy completo, con las funciones necesarias para hacernos la vida más cómoda.

¿Qué es lo que prima cuando buscamos un robot aspirador? Está claro que dependiendo de nuestras circunstancias buscaremos unas características u otras.

Si lo que necesitas es un limpiador eficiente, que deje los suelos niquelados y que sea independiente, tu opción es un modelos de la gama media-alta a un precio en consecuencia.

Si por el contrario no puedes permitirte desprenderte de tanto dinero y te vale con que mantenga los suelos más o menos limpios, tu mejor opción es la gama media-baja.

Este último es el caso del robot que nos ocupa, el Amibot Dolphin. Una herramienta de limpieza que nos aporta comodidad y tiempo libre pero que no llega al podio de los mejores robots aspiradores.

Su creador es una empresa de robótica originaria de Francia que no os sonara para nada: Amixys.

En primer lugar hablaremos de su estética, que como poco, sorprende. En mi opinión creo que han intentado emular al cetáceo presente en el nombre, de ahí los colores azul grisáceos metalizados, aunque no entiendo muy bien la razón.

Tiene una pantalla redonda de cristal líquido un tanto pequeña. En ella se refleja la hora, el nivel de batería restante y que día/s de la semana tiene programado limpiar.

Justo debajo encontramos 3 botones táctiles: auto, retorno a base y el selector de los modos de limpieza.

Pero como el diseño es lo de menos, vamos directos a lo importante, sus características y la manera de limpiar que tiene.

¿Qué funciones tiene?

  • La programación. Es para mi una de las funciones más interesantes de un robot aspirador, ya que nos permitirá programar nuestro robot para que limpie cualquier día que elijamos (hasta 7 días) y a la hora que le digamos. Perfecto para hacer un mantenimiento de los suelos cuando estamos de viaje o simplemente para olvidarnos del robot.
  • Retorno a la base cuando se le agota la batería. Esto le permite tener mucha autonomía, y por lo tanto nosotros no tenemos que estar tan pendientes de el. También le podemos hacer que vuelva a cargarse cuando nosotros queramos apretando un botón. Tarda 90 minutos en cargar completamente la batería, relativamente poco tiempo.
  • 4 esquemas de limpieza inteligente. Comienza con un movimiento en espiral, cambia a al azar, le sigue el seguimiento de paredes y finaliza otra vez con espiral. Estos patrones hacen posible que limpie cerca de esquinas y rincones, zócalos y muebles.
  • Detector de obstáculos. lo mejor es retirar todos los muebles y objetos que tengamos en la estancia para que limpie más eficientemente, pero aún así, posee un detector para no estamparse contra los muebles.
  • Una función de aviso acústico de errores y mantenimientos, esta no se puede desactivar, por lo que puede resultar un tanto molesto.

Tiene una autonomía de 90 minutos, para realizar un ciclo completo que abarca unos 150 m2, lo que viene siendo una casa con 6 habitaciones.

Debido a su pequeño tamaño (8,7 centímetros de altura y 32 de diámetro), puede colarse debajo de las camas, sofás altos, mesas y sillas, para limpiar por esos sitios tan difíciles de acceder manualmente.

Su funcionamiento es muy sencillo, sólo hay que dejar que cargue completamente la batería y después con pulsar un botón es suficiente.

En cuanto a su mantenimiento, prácticamente no lleva trabajo, únicamente el asiduo vaciado del depósito que tendremos que hacer. Los accesorios (cepillos, filtros, depósito del polvo) se desmontan en un abrir y cerrar de ojos.

¿Qué accesorios incluye el robot aspirador?

  • Un mando a distancia que sólo tiene tres funciones: cambiar de modo de limpieza, dirigirlo e indicarle el retorno a su base de carga, muy precario para mi gusto.
  • Una pared virtual que nos da la libertad de elegir por dónde puede pasar el robot y por donde no. ¿Qué esta el perro durmiendo y el niño esta jugando? No hay problema, Amibot no traspasara la pared virtual.
  • Dos paños lavables que se pueden reutilizar. Colocados debajo del robot harán la función mopa para los suelos duros como parquet, baldosa o suelo laminado. No penséis que friega los suelos, sólo Le darán un acabado final a la limpieza y mantenimiento del suelo más delicado.
  • Ruedas anti derrapes y suaves amortiguadores que evitan dañar al robot y a tus muebles.
  • Dos filtros estándar situados en el depósito.
  • Un depósito de suciedad de 0,35 litros, una capacidad muy reducida que nos obligara a vaciarlo después de cada ciclo o incluso antes.
  • Dos cepillos giratorios laterales que se encargan de recoger la suciedad de las esquinas y situarla para absorberla.
  • Dos cepillos centrales, uno de goma y otro de cerdas que transportan la suciedad hasta el depósito. La goma evita que los pelos atoren los cepillos y hará que pasen directamente hacia el depósito.
  • Una batería de NiMH y un kit de mantenimiento.

¿Qué le falta al Amibot Dolphin?

Una navegación inteligente que le permita hacer una limpieza más eficiente.

Indicador de depósito lleno que nos indique cuando vaciarlo.

Filtros más innovadores, como los HEPA, Que recogen hasta las partículas más minúsculas.

Poder actualizar el software para que no se quede obsoleto.

La detección de zonas más sucias para tratarlas adecuadamente.

Un asa para transportarle, hace mucho más fácil la operación.

Conclusión:

El robot aspirador Amibot Dolphin es un robot bastante silencioso (55dB), mucho mas que un aspirador manual.

Tiene bastantes problemas con los suelos blandos, atascándose a menudo al subirse a una alfombra. Lo mismo ocurre con los flecos y los cables, no los pasa por encima, da error.

No sabemos nada acerca de sí tiene sensores anticaida, por lo que supongo que no tendrá. Algo bastante necesario si nuestra casa tiene escaleras.

Cumple su función pero sin pena ni gloria. Lo mejor del robot Amibot Dolphin es su potencia de succión y su precio.