Dyson 360 Eye

Después de tanta espera, ya podemos adquirir el primer robot aspirador de Dyson, potente para poder limpiar bien en todas las superficies, inteligente para navegar eficientemente y simple para que cualquiera pueda utilizarlo.

Ya podemos darle la bienvenida al robot aspirador Dyson 360 Eye. Más de 10 años de investigación y 33 millones de euros después de su primer intento, Dyson finalmente ha dado con la fórmula del éxito.

Es inevitable compararlo con sus rivales, y a simple vista son muchas las diferencias. Es más estrecho, pero más alto que los demás robots aspiradores, sus dimensiones son 24 x 23 x 12 cm.

Es lo suficientemente pequeño como para pasar por lugares estrechos por los que otro robot no podría entrar, y por otro lado, es demasiado alto para caber debajo de la mayoría de sofás, camas y muebles bajos.

Pero no es su tamaño la característica más interesante de Dyson, sino su cámara de 360 grados que inspira su nombre.

Con una o dos excepciones, los robots aspiradores se mueven hasta que se chocan contra un mueble y encuentran su camino alrededor de ellos. Algunos sensores detectan pasos y algunos modelos, como el 880 de Roomba, emplean sensores acústicos para detectar las zonas más sucias. Sin embargo, son ciegos y se basan en comportamientos pre programados.

Pero el 360 Eye no es ciego, de hecho, ve en todas las direcciones simultáneamente, gracias a la captura de hasta 30 imágenes por segundo, lo que le ayuda a saber, no sólo por donde va, sino también a evitar los obstáculos.

Aún así, se va a chocar contra objetos, sobre todo los que están por debajo de su ojo, pero el caso es que sabe hacia donde se dirige, por donde ha limpiado y por donde no.

Incluso cuando choca contra muebles u objetos, es menos agresivo y hará el menor daño posible.

Configurar el 360 Eye es muy fácil, simplemente hay que enchufar la base de carga, (muy discreta, del tamaño de un folio), y poner a cargar el robot. Cuando esté completamente cargado, pulsa el botón redondo que tiene la parte superior para que empiece a limpiar.

En su forma de limpiar es metódico, calculador y eficiente. Desde un punto de partida va lentamente hacia afuera dibujando cuadrados ligeramente superpuestos para no dejarse nada sin limpiar.

Aplicación Dyson Link

Aquellos que quieran ver que zonas ha limpiado y cuanto le queda, pueden hacerlo desde su aplicación Dyson Link totalmente gratuita. Desde ella también podremos controlar y programar nuestro robot. Que estás de vacaciones y quieres limpiar el suelo, pues ya puedes hacerlo a través de tu smartphone.

Es una aplicación bastante simple. Durante la instalación, hay que conectarse directamente a la red Wi-Fi del robot. Esto significa salir de la aplicación, buscar la red y poner la contraseña impresa en el manual.

Nos ha llamado la atención que no tenga algún modo de manchas localizadas o de detección de suciedad, pero es porque el robot es lo suficientemente potente como para hacer el trabajo de una sola pasada.

Otra cosa que nos ha sorprendido, es que en vez de ruedas, el 360 Eye tiene bandas de rodamiento basculantes (como las de un tanque) que pueden adaptarse a los cambios de nivel con facilidad. Por eso es muy eficiente subiendo a las alfombras, incluso las que otros robots evitan.

Cualquiera que esté familiarizado con robots aspiradores notará que el 360 Eye no tiene los cepillos laterales giratorios que incluyen todos sus rivales para recoger la suciedad de las esquinas y bordes.

En nuestra experiencia, funcionan bien sobre suelos duros, pero no tan bien en alfombras. El 360 Eye no necesita cepillos laterales porque su cepillo central (con cerdas de fibra de carbono para los suelos duros, y de nylon para alfombras y moquetas) se extiende todo el ancho del aspirador. En vez de estar entre las dos ruedas, como en el caso de la Roomba, están justo delante de las ruedas y ocupa toda su anchura.

Esto es especialmente útil cuando tiene que limpiar espacios estrechos a lo largo de bordes, puesto que no hay peligro de que el robot se deje ningún punto.

Rendimiento

Esto es donde verdaderamente brilla el 360 Eye. Su motor digital de alta velocidad es muy potente, capaz de sus succionar hasta 8 litros de aire por segundo.

Esto se nota en comparación con sus competidores. No sólo es mucho más eficiente recogiendo el polvo y las partículas más finas, sino que también es mejor recogiendo la suciedad más pesada, sobre todo en suelos duros.

Y al ser más eficiente, necesita menos tiempo para limpiar una estancia, por eso su batería de litio tiene una autonomía de unos 30 minutos.

Además el aire quedará más limpio y libre de polvo, polen y moho gracias a su tecnología Radial Root Cyclone que captura hasta las partículas más pequeñas de hasta 0.5 micrones.

Su depósito, fabricado en policarbonato, es de 0.4 litros, una más que suficiente capacidad.

Este nuevo robot aspirador de alto rendimiento vuelve sólo a su base de carga después de que acabe de limpiar, como veis es completamente autónomo y se puede programar para que comience la limpieza cuando nosotros queramos.

En el siguiente vídeo os explican la tecnología del nuevo Dyson 360 Eye.

Otra pequeña consideración es que el Dyson 360 Eye funciona mejor con luz natural o con luz artificial adecuada. Esto es porque utiliza una cámara para navegar y es más sensible a los cambios en la iluminación mientras que limpia. Aunque tiene dos faros infrarrojos para ayudar a combatir las zonas de poca luz, funciona mejor cuando puede ver claramente.

¿Por qué comprar el Dyson 360 Eye?

Con este nuevo robot aspirador inteligente, Dyson nos promete poner fin a los problemas que tienen la mayoría de estos aparatos. Está claro que ha cambiado muchas cosas, y en nuestra opinión, muchas han sido para mejor.

Nos encanta su visión 360 º ya que limpia mejor que cualquier robot aspirador que hayamos probado.

Pero es imposible considerar el 360 Eye sin discutir el precio: 900€ es mucho para gastar en cualquier cosa. Sin embargo, no es un precio ridículo. El Roomba 980 de iRobot tiene un precio bastante semejante.

Todos tienen sus pros y contras, pero es sin duda, un robot aspirador de lujo.