Ecovacs Robotics Deebot 300

Estamos ante un producto de precio ajustado (sólo 175€) que nos ha sorprendido gratamente. Aquí están nuestra opinión tras probarlo varias semanas:

En el competido mundo de los robots aspiradores, obtienes lo que estés dispuesto a pagar. Los modelos más caros tienen una potente succión, tecnología de mapeo y una navegación inteligente, pero no todos pueden pagar el precio de esos electrodomésticos.

Para los que no quieren renunciar a unos suelos limpios todos los días, por un precio mínimo, Ecovacs Robotics ha creado el robot Deebot 300. Un robot básico, pero eficiente, que te dejará tiempo libre para cosas más importantes que pasar el aspirador.

El robot está pensado para la limpieza de suelos duros, linóleo, azulejo, alfombras o moquetas duras y bajas. Hemos probado el Deebot 300 en diferentes suelos y con diferentes suciedades, y realmente nos ha sorprendido gratamente. ¿Quieres saber más de él?

Diseño del Deebot 300

Estamos ante un robot aspirador redondo de 34,5 x 8 cm de un llamativo color blanco con detalles en azul y negro. Su bajo perfil facilita la limpieza de zonas de difícil acceso, como debajo de las camas y de las mesas bajas.

Así es el Ecovacs Deebot 300

En la parte superior está bien visible el panel de control en color negro, desde el que podemos controlar al robot, para que empiece a limpiar en cualquiera de sus 3 modos.

Justo encima del panel está un asa extraíble para poder coger al robot y trasladarlo de zona, aunque como tiene control manual realmente no la usaremos mucho.

Y en el lado opuesto está la apertura de la tapa del compartimento donde se encuentra el depósito de suciedad con el filtro, un accesorio cuadrado con asa, para facilitar su extracción.

Un detalle interesante, es que el depósito de suciedad tiene una tapa que cierra automáticamente la abertura que lo conecta al agujero de succión del robot cuando está en posición horizontal, para que la suciedad de dentro no se derrame al sacar el depósito para vaciarlo. Al darle la vuelta, la tapa se abre sin problemas.

Y en el frontal está el parachoques en color negro que evitará que tanto el robot como los muebles y objetos se rallen.

Si le damos la vuelta al Deebot 300, lo primero que llama la atención es la falta del cepillo central. Ecovacs ha eliminado este cepillo para que los pelos de las mascotas no se queden atascadas en las cerdas, impidiendo su funcionamiento.

Esto es algo que pasa a menudo en los robots con un cepillo central de cerdas, y no solo los pelos de mascotas, también ocurre mucho con nuestros pelos, sobre todo los que son largos.

Entonces ¿qué mecanismo hay para recoger la suciedad? Dos cepillos laterales con unas cerdas de 5 cm recogen la suciedad y la transportan hasta la abertura de succión, que está rodeada de una lengüeta de goma por los lados y la parte de atrás, así nada se escapa.
Esto tiene una ventaja, se reduce el mantenimiento a la mitad.

Aparte de las dos ruedas principales recubiertas de goma, y la rueda pequeña de plástico, el resto del espacio de la parte inferior la ocupa el depósito del agua cuando se acopla, del que hablaremos más adelante.

Accesorios

Los accesorios son abundantes en este modelo, pese a su ajustado precio. Además de la estación de carga (imprescindible para que funcione), incluye 4 cepillos laterales (los dos que tienes que poner y dos más como recambio), un filtro de alta eficiencia extra y un mando a distancia con pilas incluidas.

Adicionalmente, incluye un depósito de agua de 80 ml y 2 paños de de microfibra para usarlos como mopa o fregona. Y como accesorios complementarios están un vaso dosificador para ayudar a verter el agua en el depósito, y una herramienta de limpieza que se guarda en el compartimento del depósito de suciedad.

A diferencia de otros robots, no incluye ninguna pared virtual o cinta delimitadora para que no limpie por las zonas que no quieres. Para impedirle la entrada a una habitación tendrás que cerrar la puerta, o colocar algún objeto grande para obstaculizar su paso, ya que tiene sensores que reconocen los muebles u objetos y así se evita el paso del robot a determinadas zonas.

Características

Programación

El Ecovacs Deebot 300 puede programarse para que limpie incluso cuando no estás en casa, pero únicamente deja seleccionar la hora del día. A la hora que le indiques, empezará a limpiar todos los días.

Esto es muy útil para los suelos que necesitan ser limpiados todos los días, como el mío, pero en caso contrario, puede resultar incómodo. Por suerte, esta función se puede activar y desactivar a nuestro antojo.

Sistema de fregado

Además de aspirar, el robot Deebot 300 puede fregar el suelo gracias a un paño y un depósito de agua que se puede integrar fácilmente en la parte inferior del dispositivo.

Para su funcionamiento, simplemente hay que llenar de agua el depósito con ayuda del vasito que incluye, e insertarlo en la parte inferior del dispositivo.

El depósito del robot Ecovacs Deebot 300

El agua del depósito se va filtrando poco a poco en el paño, empapándolo en su totalidad. De esta manera, puede pasar el paño, tanto seco como húmedo, para eliminar la suciedad más incrustada.

El deposito de agua tiene una capacidad de 80 ml, que no da para limpiar una planta entera, así que tendrás que rellenarlo cuando veas que ya no deja rastro de humedad.

Vuelta a la base

La función de volver a la estación de carga funciona únicamente con el aparato en pausa, así que no lo pulses mientras está trabajando. Puedes darle esta orden al robot desde su mando a distancia, o directamente desde su panel de control.

¿Cómo es la batería del Ecovacs Deebot 300?

La batería de Ni-MH 3000mAh tiene una autonomía de 110 minutos. Después de ese tiempo el robot volverá a su base de carga para recargarse. El tiempo de recarga es aproximadamente 2 horas.

Sensores anti-caída y de detección de obstáculos

Imprescindibles en un robot aspirador si queremos que no se caiga por las escaleras o en los desniveles; y que no atropelle a todo lo que se atraviesa en su camino. Puestos a prueba, los sensores del Ecovacs funcionan bastante bien.

Modos de limpieza

  • Automática: Es la limpieza estándar, el robot empezará a desplazarse en línea recta, y cambiará de posición cuando se tope con un obstáculo. Como se puede esperar de un robot de gama baja, no cuenta con una navegación inteligente y planificada, sino errática y al azar.
  • Bordes: El robot hace el seguimiento de la pared o borde, sin entrar en el centro de la habitación.
  • Limpieza localizada: Para limpiar la suciedad concentrada, el Deebot 300 utiliza un patrón en espiral desde el punto de partida, y un tiempo de 2 a 5 minutos.

Rendimiento del Deebot 300

Al leer lo de "optimizado para pelos de mascotas" mis ojos se abrieron, pues si algo abunda en mi casa, son los pelos de mi perro.

Nuestra opinión: es barato y funciona de forma muy correcta. Lo recomendamos.

He probado otros robots aspiradores, tanto de gama baja, como alta, y quería compararlos con el Ecovacs Deebot 300, un robot aspirador con un precio muy ajustado. Lo puedes comprar en oferta aquí. Este es el resultado de la comparativa:

En las pruebas de limpieza enseguida te das cuenta de que su succión no es tan potente como otras opciones más caras, algo que se nota en seguida por el ruido. A más ruido, más succión. Por lo pronto, es un aparato que no molesta demasiado. Se puede mantener una conversación en su presencia, sin tener que estar gritando.

Puedes controlar el robot mediante su mando a distancia incluido, que te permite iniciar o parar la limpieza, programarlo, dirigirlo o seleccionar los diferentes modos de limpieza, como los que hemos visto antes.

Empiezo con la limpieza normal, en la que el robot empieza a desplazarse en una dirección hasta que choca con algún objeto.

El choque es bastante suave, y evita en todo lo posible tocar cualquier objeto, pero como todos los robots aspiradores, hay veces que es inevitable. Por suerte, su parachoques evita cualquier daño al objeto o al robot.

Como la navegación es al azar, el Deebot 300 realiza varias pasadas por el mismo sitio, asegurándose que no queda nada sin limpiar. Esto significa que va a tardar más en completar el ciclo de limpieza, así apura hasta que se le acaba la batería.

Pero el resultado final es basta bueno. Los suelos quedan visiblemente limpios, sin rastro de la suciedad que había antes. ¿La ha recogido o simplemente distribuido por el resto de la casa? Para ello comprobamos el depósito de suciedad, y efectivamente está todo dentro, hasta los pelos de perro que no eran perceptibles a simple vista.

No hay cepillos enredados ni pelos atascados, todo está dentro del recipiente, algo que se agradece.

Como con los demás robots aspiradores, antes de empezar la limpieza, hay que despejar el suelo de cables, y objetos pequeños que puedan quedar atrapados por el robot. Si el robot se encuentra cables sueltos en su camino, hará todo lo posible por deshacerse de ellos.

En una ocasión me encontré en el cable un cepillo lateral, que se había desprendido en un intento del robot de liberarse de estos cables.

También probé el robot con el resto de modos de limpieza. En la limpieza de bordes, que es para recoger la suciedad de las esquinas y las paredes, el Deebot 300 se desplaza al lado del rodapié, entrando en las esquinas, aunque alguna vez puede tener problemas para llegar hasta el fondo de la esquina.

Y la limpieza localizada limpia con un movimiento espiral una zona bastante grande, durante un periodo de hasta 5 minutos, así que va a recoger toda la suciedad situada en esa zona.

El sistema de fregado es una adición interesante, aunque no imprescindible en un robot aspirador. Este sistema se basa en un depósito plano recubierto de una mopa, que se coloca en la parte inferior de la aspiradora.

El robot no friega del todo, ya que no hace movimientos hacia delante y hacia atrás como tú harías con la fregona, simplemente desplaza el paño húmedo por el suelo para eliminar el polvo y algo de suciedad.

Para que el fregado se realice correctamente, hay que esperar un poco para que el agua se drene desde el depósito hasta el paño de limpieza. Al principio dejará una pequeña parca, pero después empapará todo el paño.

La película de agua que queda no encharca el suelo, y se seca rápidamente. Aunque no eliminará una mancha muy incrustada. Sin embargo, el Deebot 300 no puede distinguir entre suelos duros y alfombras, así que o bien tienes que cerrar las puertas, o quitar las alfombras para que no empape la alfombra.

Después de las limpiezas, he parado y mandado al robot a su base de carga. Si se encuentra cerca de la base, el Deebot 300 vuelve sin problemas. Sin embargo, si está en la otra punta de la casa, puede costarle llegar.

Esto suele ser un problema en muchos modelos, que les cuesta llegar hasta la base al encontrarse muy lejos de ella. En estos casos, su control manual puede ser útil para dirigir al robot hasta que lo encuentre.

En definitiva, el Ecovacs cumple bien con su función, que es la de recoger la suciedad del suelo, en especial el pelo de las mascotas.

Mantenimiento

Como el robot Deebot 300 no nos avisa cuándo tenemos que vaciar el depósito de suciedad, hay que estar pendientes de hacerlo cada pocas limpiezas.

Vaciar el depósito es muy sencillo, simplemente hay que extraerlo de su compartimento y sacar el filtro para poder vaciarlo completamente.

El filtro hay que limpiarlo con ayuda de la herramienta de limpieza después de cada vacío, y reemplazarlos cada pocos meses.

El paño de microfibra es lavable y reutilizable, por lo que se puede lavar en la lavadora una vez usado. El depósito del agua simplemente hay que dejarlo secar al aire completamente.

Y las ruedas, los cepillos laterales y los sensores también hay que limpiarlos regularmente para que puedan seguir funcionando eficientemente.

Conclusión

Puede que al Ecovacs Deebot 300 le falten algunas de las características de los robots más caros, pero aunque no disponga de navegación inteligente, paredes virtuales o conectividad, hay que tener en cuenta su precio.

Si quieres que tus suelos se mantengan limpios por más tiempo, pero no quieres gastarte todo el sueldo, el Ecovacs Deebot 300 es una gran opción.

No vas a tener que pasar el aspirador en mucho tiempo, no te va a molestar como otros robots, con notificaciones, ni ruido insoportable, ni un sinfín de características que no vas a utilizar. ¿Esto no es todo lo que buscas en cualquier robot aspirador?

Pros

  • Buena autonomía
  • Precio
  • Silencioso
  • Sin pelos enredados
  • Con sistema de fregado

Contras

  • Sin paredes virtuales
  • Navegación al azar

Nuestra opinión: es un producto a precio barato y funciona de forma muy correcta. Cubrirá las necesidades de ayuda en la limpieza de la mayoría de hogares. Lo recomendamos.