Ecovacs Robotics Deebot DM82

Con funciones básicas pero eficaces, así se presenta el robot aspirador Deebot DM82 de Ecovacs Robotics, una marca con varios modelos en el mercado que sabe lo que quiere el público.

En el mercado de la aspiración robótica hay varios fabricantes que ofrecen dispositivos básicos pero eficientes, con un bonito diseño y un precio muy ajustado. Este es el caso de Ecovacs y sus robots aspiradores.

El modelo Deebot DM82 es una aspiradora robótica en la que delegar la limpieza del suelo de nuestra casa, tanto en el caso de suelos duros como madera, tarima, baldosas o linóleo, como alfombras de perfil bajo o moquetas. Limpiará a la perfección sin ninguna intervención humana, únicamente tendremos que vaciar su depósito de suciedad de vez en cuando.

Su diseño minimalista es circular, y en la parte superior apenas tiene un botón para poder ponerlo en funcionamiento. Entonces ¿Cómo vamos a poder manejar a nuestro robot? Con su mando a distancia tenemos todo lo necesario para indicarle lo que queremos que haga.

Utiliza dos cepillos giratorios, uno a cada lado para llegar a los bordes, y un cepillo central que se encarga de recoger la suciedad y enviarla directamente a la ranura de succión para no pasar nada por alto. Todo lo que recoge va a parar a su depósito de suciedad hasta que se llene. Tendremos que estar al tanto de vaciarlo con regularidad, ya que no indica cuando se ha llenado.

Dentro del depósito de suciedad está implantado el filtro, que reducirá los gérmenes y agentes asociados con las alergias y el asma, dejando a su paso un aire más puro y limpio.

Características del Deebot DM82

  • Tiene un funcionamiento muy sencillo, y solo necesitas pulsar un botón para que empiece a limpiar. No necesitas ni moverte, pues con el mando a distancia puedes hacerlo desde donde estés.
  • Incluye una batería de litio optimizado que proporciona hasta 150 minutos de autonomía para limpiar sin pararse. Una vez que ha terminado el ciclo de limpieza, el robot puede volver por cuenta propia a su base de carga y así recargar su batería por completo para estar disponible cuando se le necesite.
  • Su potente motor de succión incluye un modo Max para hacer una limpieza más exhaustiva y eficaz y no dejarse nada en el camino.
  • Cuenta con 4 modos de limpieza diferentes para adaptarse a cualquier circunstancia que se le presente. Un modo Automático, un modo especial para manchas, un modo especial para las esquinas y bordes, y un modo para realizar la limpieza de una única habitación.
  • ¿Preocupado por que colisiones con objetos o muebles de casa? No hay porqué, el Deebot DM82 se mueve con seguridad alrededor de los objetos y muebles gracias a su tecnología de detección de objetos que garantiza que no va a romper nada que tengamos en la estancia. Además, utiliza sensores anti-caída para no caerse por las simas o escaleras, y así poder limpiar por todas las zonas de la casa.
  • Gracias a su función de programación podemos decidir en que momento del día, y que días de la semana queremos que limpie nuestro robot. A la hora seleccionada el Deebot DM82 empezará a limpiar con el modo Automático aunque no haya nadie en casa.

Nos gusta

Aunque la marca afirma que se desplaza con movimientos inteligentes, lo cierto es que utiliza patrones pre-configurados aleatorios. Aún así, abarca bien toda la estancia y consigue limpiar todo el suelo.

Nos gustan sus sensores para que no ralle ningún mueble ni tire al suelo lámparas o jarrones. Aunque es un robot de gama baja, detecta los obstáculos como uno de gama superior. Esto también incluye sus sensores para detectar los desniveles y no caerse por una escalera.

También nos ha gustado su autonomía, capaz de poder limpiar una superficie de entre 180 y 200 metros cuadrados.

No nos gusta

No perdamos de vista que es un robot de gama baja, y que por lo tanto, tiene sus limitaciones. Echamos de menos muchas funciones de otros robots de alta gama, como la indicación del depósito lleno, la detección automática de una zona más sucia (y que se ponga a limpiar más exhaustivamente por esa zona), los extractores centrales de goma que tiene el Roomba, o una pared virtual para delimitar las zonas.

También hay que tener en cuenta los repuestos que ofrece la marca, y si son fáciles de conseguir. En estos robos de gama baja, no suelen ser muy abundantes, y eso es algo que hay que tener presente, pues los filtros y los cepillos se deben cambiar regularmente para que funcione correctamente y no forzar la batería.

Conclusión

Comparándolo con otros modelos de gama baja, nos damos cuenta de que tienen todos las mismas características (los mismos modos de limpieza, los mismos accesorios, la misma autonomía y muchas funciones), con diferente diseño y nombre.

Aún así, creo que es interesante que cuente con la programación y la recarga automática, que significan que el robot puede hacer su trabajo aun cuando no hay supervisión.

No es el mejor robot aspirador que hay en el mercado, ni mucho menos, pero si que es bastante eficiente para su precio.