Ecovacs Robotics Deebot Slim

Deebot Slim es un robot aspirador básico que aspira la suciedad y deja los suelos relucientes gracias a su mopa incorporada. Con 5,7 cm de altura, es uno de los más pequeños que hemos probado, y también es uno de los robots más asequibles del mercado. Tienes que conocerlo.

El Deebot Slim de Ecovacs hace honor a su nombre. Su bajo perfil ofrece una limpieza profunda por debajo de muebles a los que nunca habías llegado. Es muy fácil de utilizar e incluye la función mopa. Tiene suficiente potencia para poder subir las alfombras, y está muy cómodo limpiando suelos duros (madera, azulejos, parquet...).

Su autonomía le permite limpiar superficies de hasta 150 m2, y especialmente bueno en los hogares con mascotas gracias a su boca de succión directa (sin escobillas).

Diseño y características

En comparación con otros robots aspiradores, el Deebot Slim es extremadamente fino. Gracias a sus 5,7 centímetros de altura puede pasar por debajo de muebles de perfil bajo, y limpiar zonas donde hacía mucho tiempo que no se limpiaba.

Uno o dos centímetros puede suponer la diferencia entre caber o no caber por muebles bajos (como algunos sofás o armarios), y está claro que el Deebot Slim es lo suficientemente bajo para caber por casi cualquier mueble.

Su forma es cuadrada, con las esquinas redondeadas, y su color es verde claro y blanco. No tiene asa para agarrarlo, pero es fácil de coger por los lados para transportarlo a otro sitio. En la parte superior tan sólo encontramos el botón Auto, con el que podremos poner al robot en funcionamiento.

El resto de características las activaremos mediante el control remoto que viene incluido. Con este podremos controlarlo manualmente, programarlo, hacer que vuelva a su base de carga, y limpiar zonas concentradas. Manejarlo con el mando a distancia es similar a controlar un coche de juguete, podemos mandarlo hacia atrás, hacia adelante, hacer que gire a la derecha o a la izquierda.

El depósito de la suciedad está debajo de la tapa blanca de la superficie. No es de un tamaño muy grande, pero si lo suficiente para que nos dure un par de días sin tener que vaciarlo.

Si le damos la vuelta, veremos sus dos ruedas laterales junto con la rueda pequeña delantera, la boca de succión, dos cepillos laterales giratorios para la limpieza de los bordes y esquinas, los sensores de detección de escaleras y de obstáculos, y la mopa.

También encontraremos el interruptor de encendido y dos muescas donde el robot se conecta a la base de carga para recargarse.

A diferencia de otros modelos, no tienen cepillos centrales junto a la boca de succión, esto es muy útil para que toda la suciedad pueda pasar directamente, y los pelos no se atasquen en las cerdas, pero también puede reducir la eficacia de limpieza.

Configuración

La configuración del Deebot Slim es muy fácil. Sólo hay que colocar los dos cepillos laterales en sus respectivas ranuras, y poner la mopa (si se quiere). Después hay que encender el interruptor que tiene en la parte inferior, y presionar el botón Auto de la parte superior.

También tenemos que enchufar la base de carga en un lugar cercano para que el robot pueda volver cuando se le acabe la batería.

Como de costumbre, es recomendable eliminar cualquier objeto que esté por el suelo, así como cables, juguetes, o cualquier cosa que no queramos que aspire.

Modos de limpieza

El robot aspirador Deebot Slim cuenta con varios modos de limpieza:

Modo automático es el que se activa por defecto al apretar el botón Auto. Cuando utiliza este modo, el Ecovacs se mueve en línea recta hasta llegar a un obstáculo, y cuando lo toca, cambia de dirección.

Modo de limpieza puntual se encarga de limpiar zonas muy sucias, y el robot utiliza un patrón de limpieza en espiral para acabar con toda la suciedad,

Modo de limpieza de bordes es el modo para limpiar todas las esquinas y bordes de paredes.

Rendimiento

En cuanto a su eficacia, al probarlo nos hemos dado cuenta de que, aunque puede subir alfombras, realmente no las limpia. Cuando pasa por ellas, no tiene la suficiente potencia para limpiarlas, o puede ser que al carecer de cepillo central, no pueda sacar toda la suciedad para después succionarla.

El Deebot Slim funciona mucho mejor en suelos duros, recogiendo polvo, suciedad y pelos. Después de una hora de limpieza, solo había llenado medio depósito, cuando con otros robots el depósito se había llenado después de la misma cantidad de tiempo. Esto indica que el Deebot Slim no tiene demasiada potencia para aspirar.

En cuanto al accesorio mopa, no hemos notado ninguna diferencia perfectible en seco. Si que se ve algo de suciedad en el paño de microfibra, pero no lo suficiente para que se note tangiblemente. Si lo utilizamos en húmedo, aplicando algún producto de limpieza, si que puede cuidar mejor el suelo, pero no supone una diferencia enorme.

También hemos notado que a veces tiene problemas para llegar hasta la base de carga, y se va muy a menudo en la dirección opuesta. El tiempo de carga completa le lleva 4 horas.

Pero no todo es malo en el Deebot Slim, tiene varios puntos positivos, y es que limpia silenciosamente, se puede mantener una conversación o ver la televisión mientras está en funcionamiento. También tiene una autonomía de hasta 2 horas gracias a su batería de litio, recoge la suciedad de bordes y esquinas gracias a sus cepillos laterales, y no se cae por las escaleras.

Como los robots de mayor gama, se puede programar para que limpie cuando nosotros no estamos.

Accesorios

Como accesorios incluye una mopa extraíble con dos gamuzas de microfibra que se puede lavar, un mando a distancia con pilas incluidas, 4 cepillos laterales (2 derechos y 2 izquierdos), y la base de carga.

Conclusiones

Hemos visto que el Ecovacs Deebot Slim es compacto, silencioso, barato y tiene una doble limpieza (aspiración y mopa). Pero definitivamente no es muy potente y deja las alfombras sin limpiar, algo que es bastante razonable por el precio que tiene.

Es un robot aspirador recomendable si no tienes alfombras, si la superficie a limpiar no supera los 150 m2 y si tienes animales en casa.