IRobot Roomba 691

La tecnología más puntera puede estar al alcance de todos los bolsillos con las nuevas incorporaciones de iRobot. El Roomba 691 y el Roomba 696 son unos robot aspiradores de gama media con conectividad WiFi que se pueden manejar desde el smartphone.

Acaba de lanzarse el nuevo Roomba 691, un aspirador inteligente que aúna lo último en tecnología y el buen saber hacer de la marca, con un precio que lo hace aún más interesante. No podemos esperar más para contarte todas sus características y funciones.

Este nuevo robot se vende con varios nombres, Roomba 690, 691 y 696 son el mismo aparato. ¿Por qué se usan diferentes números? Es un tema de gestión interna de iRobot, al parecer dependiendo del distribuidor dan una numeración distinta al modelo. Pero no hay diferencias, son exactamente el mismo producto.

El Roomba 690 / 691 / 696 es completamente nuevo, acaba de ser presentado y ya se pueden comprar las primeras unidades. No te quedes sin el tuyo, ¡haz tu pedido ahora desde aquí!

Esta diferencia de precio siempre se ha hecho notable entre una país y otro. Los Roomba suelen tener un precio más elevado fuera de Estados Unidos, su país de nacimiento.

¿Qué vamos a encontrar en el Roomba 691 / 696?

El Roomba 980, el modelo de más alta gama de iRobot, fue el primer robot de la compañía en incluir conectividad WiFi para que pudiésemos conectar, administrar y monitorear el aspirador inteligente a través de la aplicación iRobot Home (disponible para dispositivos Android y iOS). El inconveniente era claramente su precio: 899 dólares, que se convirtieron en 1200€ en nuestro país.

Incluso cuando iRobot lanzó un modelo un poco más barato, el Roomba 960, todavía había que desembolsar 899€, prohibitivo para muchos presupuestos.

Así que ahora iRobot pretende extender esta tecnología a modelos Roomba más económicos, como la serie 600 y 800, para que todos podamos acceder a ella.

Los modelos Roomba 691 y 696 también funcionan con la aplicación iRobot Home, así que esto significa que también podremos ponerlos en funcionamiento y controlarlos con nuestro smartphone o tablet desde cualquier lugar, así como programarlo, recibir notificaciones de su limpieza, ver el estado de sus ciclos de limpieza o recibir consejos y asistencia..

La conectividad WiFi del Roomba 691 también significa que podremos controlarlo mediante los asistentes digitales habilitados para Alexa, como Amazon Echo o Amazon Dot. Pronto, la aspiración podría ser tan fácil como decir, "Alexa, pídele a Roomba que empiece a limpiar". Estos dispositivos todavía no se pueden encontrar en España, por lo que tendremos que esperar un tiempo.

Como viene siendo natural en los Roomba, los nuevos modelos 691 y 696 tienen un altura de menos de 10 cm (exactamente 9,14 cm), para poder limpiar por debajo de la mayoría de los muebles bajos, como la cama, los radiadores, las mesas de café o los sofás.

Y entre sus características integran diferentes sensores y algoritmos que les permiten limpiar eficientemente, sin perder tiempo en dar vueltas, y regresar a su base de carga de manera automática cuando se quede sin batería.

Pero al ser unos modelos más económicos, hay ciertas características que vamos a echar en falta, que se incluyen en los modelos superiores.

Por ejemplo, no cuentan con navegación habitación por habitación como los modelos 960 y 980, no pueden reanudar la limpieza donde lo dejo antes de irse a la base de carga, y tampoco nos avisan cuando el depósito de suciedad está lleno.

Aunque estas características son prescindibles, que sirven para darnos más comodidad, los Roomba 691 y 696 también carecen del motor de gran alcance y de las características de limpieza adicionales que se pueden encontrar en los otros modelos.

Las principales diferencias entre el Roomba 691 o 696 y el futuro Roomba 890 es que este último cuenta con extractores de goma "sin enredos", un motor hasta 5 veces más potente, y un filtro HEPA, en comparación con el Filtro AeroVac del 696.

Obviamente, no podemos pedir que tengan todas las funciones de los modelos superiores con un precio tan reducido.

Otras opciones con conexión WiFi

El Roomba 696 no es el único robot con conexión WiFi que podemos adquirir a un precio asequible. Hay otros aspiradores inteligentes habilitados para WiFi que no se pasarán de tu presupuesto.

La serie Connected de Neato es lo más parecido al Roomba, quizás incluso mejor. El modelo D3 es un poco más caro que el Roomba 691, pero limpia hasta 170 m2 en un ciclo, se puede controlar a través de Alexa o smartwatches, ofrece una navegación inteligente y puede continuar la limpieza donde lo ha dejado si se le acaba la batería en pleno ciclo.