IRobot Roomba 770

Líbrate de la suciedad, el polvo y los pelos de mascotas de la forma más fácil: con el Roomba 770.

Siguiendo con la serie 700 de Roomba nos encontramos el modelo 770, un robot aspirador de gama media-alta con ciertas mejoras respecto a su predecesor, el Roomba 760.

Luego analizaremos sus características a profundidad, pero de momento os adelanto que mejora su sistema de detección de suciedad y nos sorprende gratamente con una nueva función: el indicador de deposito lleno.

Los 4 componentes de esta serie tienen el mismo diseño, variando únicamente en el color, que es diferente en cada uno de ellos. El 770 es el más sobrio en un color negro con detalles en gris oscuro.

Lo cierto es que el color o el diseño no es lo más importante a la hora de escoger un robot aspirador, sin embargo iRobot se esfuerza por crear aparatos que sean atrayentes a la vista además de eficientes.

¿Porqué adquirir una Roomba 770?

A continuación os damos algunas razones por las que la Roomba 770 es una buena inversión:

  • Por su navegación inteligente. La tecnología iAdapt de Roomba compuesta por sensores y software le permiten al robot aspirador componer un mapa de la habitación donde se encuentra. Así puede orientarse y saber donde están las paredes y los muebles para poder saber por donde limpiar y por dónde ha limpiado ya.
  • Porque gracias a su reducida altura (9,2 cm) puede limpiar por sitios inaccesibles para nosotros, como por debajo de sofás, camas y mesas bajas. También se maneja perfectamente en las esquinas y recorre todo el borde de las paredes, que es donde más suciedad se amontona.
  • Por la eficacia demostrada de su sistema de limpieza en 3 etapas AeroVac2. Un cepillo lateral giratorio, dos cepillos contrarrotantes centrales y un sistema de aspiración potente son el equipo perfecto para deshacerse de toda la suciedad, polvo y pelos de una vez por todas. Otros robots incluyen dos cepillos laterales, sin embargo a lo largo de las series de Roomba ha quedado demostrado que un solo cepillo giratorio es suficiente y que abarca y limpia toda la estancia de igual manera.
  • Porque es capaz de detectar las zonas en que hay más suciedad. La Roomba 770 es el primer modelo en utilizar la serie II de detección de suciedad, utilizando sensores ópticos y acústicos (en la serie I solo eran acústicos) para determinar en que zonas hay más suciedad y poder limpiarlas adecuadamente. Para ello limpiara moviéndose adelante y atrás como lo haríamos con un aspirador manual.
  • Porque nos da la libertad de poder hacer cualquier otra cosa mientras el limpia todos los suelos.
  • Por su filtro HEPA que atrapa hasta las partículas más pequeñas y y deja a su paso un aire renovado y limpio, libre de polvo.
  • Porque nos avisa de que hay que vaciar el depósito. Esta es otra de las mejoras que encontramos en el 770, el primer modelo que tiene indicador de depósito lleno. Una mejora que evita estar continuamente mirando si hay que vaciarlo o no.
  • Porque es un robot autónomo que vuelve a su base de carga cuando ha terminado un ciclo o cuando ve que se le agota la batería. Y que si le programas puede limpiar independientemente de sí tu estas en casa o no.
  • Por su sistema anti enredos que le permite salir bien librado en alfombras de pelo largo y poder continuar aunque haya cables en el suelo.
  • Por su fácil mantenimiento que sólo requiere de nosotros que le vaciemos el depósito, limpiemos los cepillos de vez en cuando y le cambiemos los repuestos con el tiempo, nada más.

Especificaciones

El robot aspirador Roomba 770 tiene una autonomía de 120 minutos, esto quiere decir que en un ciclo completo puede limpiar un piso de tamaño medio sin problemas. Para estancias más grandes lo mejor será dividirla en dos y limpiar cada día una zona.

Para ello nos podemos ayudar de la pared virtual que incluye, que evita que la Roomba pase por donde tú no quieras.

Su depósito es de los grandes con una capacidad de 0,7 litros.

El ruido disminuye en comparación con modelos inferiores llegando a los 59 dB.

Es fácil de transportar y mover ya que sólo pesa 3,85 kg y tiene 35 cm de diámetro.

Incluye una pared virtual y un mando a distancia, un accesorio que no es imprescindible pero que nos hace la vida más cómoda.

Tiene dos modos de trabajo, clean y spot. El primero es para una limpieza general de toda la estancia que finaliza cuando el robot cree que esta completamente limpia. El modo spot es perfecto para suciedad localizada en una zona concreta, el robot abarcara esa zona pasando var ias veces por ella y terminara cuando crea que no hay más suciedad.

En resumen

La potencia de succión del Roomba 770 y la eficacia de los cepillos es sobresaliente, tanto que recoge un 96% de la suciedad y por lo tanto es superior a sus predecesores.

Es muy sencillo de controlar y utilizar sus funciones.

Tiene un precio muy recomendable con jugosos descuentos.

Sus características son idénticas al modelo superior, el Roomba 780, su única diferencia es que incluye menos accesorios y por consiguiente, su precio es más bajo.