IRobot Roomba 865

iRobot está de vuelta con una nueva versión de la Roomba, un robot aspirador que ha sido más que probado durante años y con el respaldo de la marca.

Después de la serie 600 y 700, que todavía están en venta, la novedad es la serie 800. Una serie con mejor poder de succión, unos cepillos centrales de goma que requieren menos mantenimiento, una renovada batería con más vida útil (pero menos autonomía) y un depósito de suciedad más ergonómico, son las principales mejoras que vamos a descubrir en todos los modelos.

La serie se compone de varios modelos, (Roomba 886, 880, 876, 875, 871, 870, 866, 865), aunque no todos se comercializan en nuestro país. Básicamente, los robots son idénticos en características y diseño, pero su precio varía dependiendo de los accesorios que incluye y de la compatibilidad con las Virtual Wall y el mando a distancia.

Este robot es sin lugar a dudas uno de los mejores en el mercado y reemplazará definitivamente a su aspirador manual.

El Roomba 865 viene con: un filtro HEPA, un cepillo lateral, 2 extractores AeroForce, una Home Base con cable de alimentación integrado y una batería XLife. No tiene ningún accesorio adicional, como las Virtual Wall.

En cuanto al diseño, podemos sacar pocas diferencias con respecto a la serie anterior. Teniendo en cuenta, sin embargo, que vuelven a aparecer los botones debajo de la pantalla y que el reborde gris ahora es negro con el asa con el logo de iRobot, que le da un aspecto un poco más elegante al conjunto.

Panel de control y parte superior

El panel de control es muy intuitivo. El botón central CLEAN permite iniciar o detener la limpieza a nuestro antojo. Es imposible hacer un funcionamiento más sencillo. Con los botones más pequeños inferiores, podremos ajustar la hora y la fecha, programarla u ordenar al robot que vuelva a su base de carga pulsando el botón dock.

Ocasionalmente pueden aparecer varios iconos iluminados como estos:

  • Una pila de color naranja parpadeando: Nos indican que la batería está cargándose.
  • Una pila de color verde fija: Nos indica que la batería está cargada por completo.
  • Una lupa de color azul: Nos indica que ha detectado una zona con mayor suciedad.
  • Una papelera roja: Nos indica que el depósito está lleno.

Además de varios errores que se nos anunciarán a viva voz.

Encima del panel de control se encuentra el asa, muy práctica para poder mover la Roomba de un lado a otro.

El depósito de suciedad ha sido mejorado. Se ha puesto una escotilla que cierra parcialmente el depósito y así evitar cualquier escape de polvo o suciedad al sacar la bandeja.

El filtro también está mejorado. Se accede a el a través de una pestaña pequeña en la parte superior del depósito. Pero lo notable es que ensucia mucho menos que sus competidores. IRobot ha tenido la idea de incorporar un paño muy fino que deja pasar el aire pero no el polvo, por lo que creemos que este filtro romperá records de duración. Aunque como sabéis, la marca recomienda cambiarlos cada 3 meses y limpiarlos regularmente.

Parte inferior

Un cambio muy grande ha sido la sustitución de los clásicos cepillos contrarotantes, por unos extractores de goma, por lo tanto, se enredan muchos menos pelos y no es necesario limpiarlos tan a menudo. Lo demás es igual para todos los modelos.

La Roomba 865 en funcionamiento

Navegación

La Roomba 865 se desplaza aleatoriamente por los suelos. No se detecta en el espacio y tendrá que pasar varias veces por los mismos lugares para hacer todo un ciclo de limpieza. Sin embargo, sus movimientos no son carentes de inteligencia. De hecho, utiliza la tecnología iAdapt, que le permite monitorear activamente el entorno 64 veces por segundo y reaccionar rápidamente con más de 40 movimientos diferentes.

Y mientras limpia, calcula la ruta óptima de limpieza y determina cuando utilizar sus diversos comportamientos de limpieza.

A pesar de su desplazamiento al azar, garantiza una limpieza completa de toda la superficie (de aproximadamente 60 m2). Y si el área es superior, no hay problema en programarlo para que limpie varios días a la semana y lo termine. Así, la repetición de las limpiezas en una semana garantiza que el robot esté limpiando en cada cm2 accesible.

Uno de sus puntos fuertes en comparación con otros robots de navegación al azar, es que ajusta su tiempo según el tamaño de la habitación. Como resultado, regresará a su base de carga aunque todavía no se le haya agotado la batería.

La base de carga ha de estar accesible para que el robot la encuentre bien y pueda acoplarse a ella sin problemas.

Superficies y obstáculos

La Roomba 865 es sin duda uno de los mejores robots para limpiar lugares difíciles. Comparado con otros robots, es raro encontrarle una pega. Si se queda atrapado en cables, flecos de las alfombras, cordones, etc., tratará de librarse de ellos mediante ciertos movimientos.

Puede limpiar en cualquier superficie lisa, ya sea madera, parquet, linóleo, baldosa, etc. Las moquetas y las alfombras bajas y de pelo corto las limpia sin problemas, pero las de pelo más largo y un poco altas puede que tengamos que ayudarlo un poco.

El Roomba tiene la particularidad de ir desacelerando en cuanto ve que se acerca un obstáculo para ver si lo puede atravesar o no. Esto le permite limpiar detrás de una cortina, debajo de la cama con el edredón puesto, por debajo de mesas camillas...

En la mayoría de los casos, el Roomba 865 aborda el obstáculo sin problemas. Va frenando hasta chocarse suavemente con el y lo esquiva.

Succión

IRobot ha desarrollado su sistema AeroForce de limpieza, que incorpora 2 tecnologías: Una alta potencia de succión y un depósito adaptado para que toda la suciedad vaya al mismo sitio.

Los extractores contrarotantes de goma, capturan el polvo y la suciedad en cualquier terreno. La suciedad es transportada a través de un canal cerrado y el flujo de aire aumenta la succión al suelo.

Programación y modos de limpieza

Hay 2 modos de limpieza, el modo normal activando el botón CLEAN descrito anteriormente, y el modo Spot. Este modo de limpieza se centra en un área pequeña de 1 metro de diámetro aproximadamente, para limpiar una zona muy sucia por algún derrame accidental. El robot se moverá en espiral hasta completar la limpieza.

Autonomía

El robot 865 puede estar durante un tiempo que va de 1 hora a 1 hora y media limpiando sin parar para recargarse. Luego tendrá que parar unas 3 horas hasta recargarse por completo, para volver a limpiar de nuevo.

Mensajes de voz e idiomas

El Roomba puede proporcionar mensajes de solución de problemas en más de 16 idiomas. Más allá de la elección del idioma, lo que es interesante son los mensajes de voz que se emiten, que permiten a las personas con discapacidad visual tener una indicación del origen del problema.

Diferencias entre Roomba 865 y 866

Como hemos comentado, las características de todos los modelos de Roombas de la serie 800 son idénticos, y sólo varían los accesorios que se incluyen. Para todos los que se preguntan cuál es la diferencia entre el Roomba 865 y el 866, hay que mencionar que no hay ninguna diferencia. Son exactamente iguales, pero en unos países se ha comercializado como 865 y en otros como 866.

Conclusión

Tanto la serie 800 como el modelo 865 en concreto son un éxito. Aunque la base del robot se mantiene igual que los modelos anteriores, Irobot ha sido capaz de lograr mejoras reales. Sólo hay que tener en cuenta que no incluye ningún accesorio y que, por lo tanto, si somos de utilizarlos, tendremos que adquirirlos a parte.