IRobot Roomba 886

Los robots de limpieza domésticos son herramientas muy prácticas para automatizar las tareas de limpieza que nadie quiere hacer en casa. El Roomba es uno de estos robots que nos pone las cosas fáciles, ya que con su tecnología de vanguardia, limpia efectivamente cualquier suelo.

El Roomba 886 de iRobot es un especialista limpiando suelos duros (tarima flotante, parquet, azulejos, etc.) y alfombras gracias a su innovadora tecnología AeroForce. La combinación de una potente succión y la nueva serie de extractores AeroForce, garantiza una limpieza eficaz en una planta completa.

Además, gracias a su filtro HEPA, el Roomba 886 es la herramienta perfecta para las personas alérgicas y los dueños de mascotas, pues atrapa hasta las partículas de polvo más pequeñas, y por supuesto, los pelos de los animales.

Como todos los Roomba, puede volver automáticamente a su base de carga para estar preparado para el siguiente ciclo de limpieza. La nueva batería xLife de iRobot ofrece más potencia y más ciclos que las antiguas baterías de las anteriores series.

Su clásica forma redonda y su tamaño reducido (especialmente su baja altura de 9,2 cm) es muy acertado para poder introducirse debajo de las camas, el soja y las mesas, lugares por donde casi nunca limpiamos.

¿Cómo realiza la limpieza?

Cuenta con una limpieza en 3 etapas:

  • Mediante el cepillo giratorio lateral, que recoge la suciedad de los lugares más difíciles, y los extractores de goma, llevan la suciedad hacia la boca de succión.
  • Un potente flujo de aire succiona la suciedad sin dejar nada.
  • La suciedad es llevada al depósito de suciedad sin bolsa de 0,55 litros, donde quedan atrapadas hasta las partículas más pequeñas.

La limpieza comienza pulsando el botón Clean. El robot empezará a limpiar a partir del punto donde se encuentra, analizando la estancia para adaptar su limpieza a lo que tiene a su alrededor.

Cuenta con el revolucionario sistema de limpieza AeroForce que asegura eliminar hasta un 50% más de suciedad, polvo y pelo que otros competidores. Esto es gracias a un motor de aspiración actualizado, con una potencia hasta 5 veces más fuerte.

El Roomba 886 cuenta con una navegación iAdapt que utiliza varios sensores para poder acercarse hasta los bordes de las paredes y bordear los muebles, así como poder evitar las escaleras.

Los sensores del Roomba 886

Los sensores son necesarios para el buen funcionamiento del robot. En la parte delantera tiene un sensor de infrarrojos para detectar las paredes, muebles y otros obstáculos. Esto le da al robot una imagen de la información detectada, por lo que puede limpiar más eficientemente.

Otros sensores en la parte inferior permiten que note las diferencias de altura. Así detecta donde hay una escalera y da la vuelta para evitarla.

Patrones de limpieza

El iRobot 886 aspira cada zona hasta cuatro veces, lo que nos garantiza la eliminación completa de la suciedad. Cuando comienza a limpiar, sigue una línea recta hasta que choca con un objeto o un mueble, y entonces gira hacia otra dirección hasta que vuelve a cruzarse con algo. Aunque parecen movimientos al azar, Roomba se asegura de que no quede nada sin limpiar.

Para una limpieza más localizada, tenemos el patrón Spot que se acciona presionando un botón. Empezará a limpiar con movimientos en espiral una superficie de 1 metro cuadrado.

Y si hay una gran cantidad de suciedad acumulada, se activa automáticamente el patrón Dirt Detect, con el que el robot hace varias pasadas persistentes hasta que elimina completamente la suciedad.

Extractores antienredos AeroForce

En las series anteriores, los cepillos centrales estaban fabricados con cerdas, y los pelos se enredaban en ellos causando enredos. Esto causaba muchos problemas y había que limpiarlos muy a menudo.

Estos problemas desaparecen con los nuevos extractores de suciedad fabricados en goma. Evitan que los pelos se enreden y reduce el mantenimiento al mínimo. Por lo tanto es la herramienta ideal para los dueños de mascotas.

Accesorios

Incluye un Virtual Wall Lighthouse, un accesorio que tiene dos funciones:

  • Pared virtual: actúa como una barrera para separar permanentemente las zonas que no queremos limpiar.
  • Faro: crea una barrera invisible, que orienta al robot donde comienza y acaba una habitación. Y no impide que el Roomba vuelva a su base de carga cuando termine.

Conclusión

El modelo Roomba de 886 de iRobot es ideal para aquellos que sienten la limpieza como una carga semanal. Gracias a esta herramienta, se elimina el tener que pasar el aspirador diariamente.

Tenemos el respaldo del fabricante, iRobot, creador de robots funcionales y de calidad que asumen todo el control de la limpieza sin que los propietarios tengan que hacer nada. Así podemos disfrutar de más tiempo libre.

Su diseño compacto y un sistema de sensores sofisticados aseguran la limpieza por todas las zonas de la casa, incluso las más difíciles de acceder.

Quizás, el factor más decisivo a la hora de comprar un robot aspirador sea el precio. Los Roomba no son baratos, pero si son una inversión a largo plazo que nos ahorrarán mucho tiempo y esfuerzo.