IRobot Roomba 890

Ya sabemos cual será el próximo lanzamiento de iRobot. Se trata de la nueva incorporación a la serie 800, el Roomba 890, con conectividad WiFi y muchas funciones más.

iRobot está incorporando la conectividad Wi-Fi en sus robots de gama baja y media. La compañía acaba de lanzar dos nuevos modelos, el Roomba 690 y el 890, que vienen a reemplazar a los modelos 650 y 860 respectivamente, imitando a los Roomba 960 y 980 que fueron los primeros en incluirlo.

Estos nuevos dispositivos pueden controlarse a través de la aplicación iRobot Home. Esto significa que podremos personalizar su horario de limpieza, revisar su estado de limpieza y acceder al soporte de atención al cliente desde cualquier dispositivo Android o iOS.

El Roomba 690 acaba de salir a la venta en Estados Unidos a un precio de 375 dólares, pero el Roomba 890 no se comercializará hasta finales de año, por un precio aún sin confirmar, pero dado que es un Roomba de la serie 800, es de esperar que sea menos costoso que los modelos de la serie 900.

Y aunque no haya salido a la venta todavía, sabemos cuales van a ser sus características más importantes.

Como sus hermanos, tiene un diseño redondo con un perfil bajo para poder limpiar por debajo de los muebles que normalmente no limpiamos con una aspiradora convencional.

Al igual que los modelos de la serie 800, incorpora un juego de extractores recubiertos de goma que evitan que los pelos y la suciedad se enreden, alargando la vida útil de la batería y reduciendo el mantenimiento.

Estos extractores son una parte de su sistema de limpieza en 3 pasos AeroForce, combinándose con su cepillo lateral y una potente succión que genera su motor de segunda generación.

Diferencias entre el Roomba 890 y 690

Hay varias diferencias notables. El Roomba 890, por ejemplo, tiene extractores de goma que evitan los enredos, en contraposición con los cepillos centrales de cerdas del 690. Y el 890 cuenta con un motor más nuevo que es hasta cinco veces más potente que los motores de los Roombas anteriores.

El 690 tampoco integra el filtro de alta eficiencia HEPA, sino uno normal, que atrapa menos cantidad de polvo. Y no nos avisa de que el depósito está lleno, al contrario que el 890.

Ambos robots trabajarán ahora mediante la aplicación móvil de iRobot, llamada iRobot Home. Esto significa que desde nuestro smartphone o tablet podremos programar el Roomba, recibir notificaciones, controlarlo y saber todo lo referente a sus ciclos de limpieza desde la aplicación, en lugar de tener que utilizar un mando a distancia.

Amazon Alexa en Roomba

Como prometió, iRobot también está integrando el asistente Alexa de Amazon para sus robots conectados a Wi-Fi. Así que si tenemos un Amazon Echo en nuestra casa, podemos iniciar, parar o devolverlo a su base de carga con un comando de voz.

Esta habilidad se puede iniciar diciendo "Alexa, inicia Roomba", o seleccionando la habilidad de Roomba dentro de la aplicación Alexa.

Por ahora, la integración de Roomba es exclusiva en Estados Unidos, esperando que esté disponible internacionalmente muy pronto.

Las aspiradoras inteligentes conectadas a Wi-Fi se están volviendo más y más comunes, con productos como la serie Connected de Neato Robotics, el Dyson 360 Eye, y el Samsung PowerBot VR7000, todos ofreciendo aplicaciones móviles compatibles.

Todos los Roomba conectados a Wi-Fi ahora pueden trabajar con Alexa, siempre que tengas un altavoz Echo, Echo DOT o Amazon TAP.