IRobot Roomba 980 y 960

Los nuevos modelos de robots aspiradores presentan novedades en modos de limpieza y mapeo, además de contar con una app para controlar su funcionamiento. ¿Qué otras novedades presenta la gama 900?.

Estamos en 2017, y todavía no disponemos de robots que se hagan cargo de las tareas de casa.
Probablemente todavía faltan años para que esto ocurra, pero no tenemos que olvidarnos que iRobot lleva más de 13 años investigando y desarrollando robots para hacer el trabajo sucio en casa, en especial en la limpieza de los suelos.

Ultimamente, casi cada año lanzan una serie nueva de Roomba, con tecnología cada vez más avanzada para hacernos la vida cada vez más fácil.

Esta vez ha sido la serie 900 con dos modelos de Roomba, la 980 y la 960, a las que han integrado una cámara y la tecnología más avanzada para que pueda ver los obstáculos y crear un mapa de la habitación.
Y por primera vez, vamos a poder estar conectados mediante una app para smartphones.

Antes de comenzar, dejadme señalar que el modelo 966 y el 960 son exactamente el mismo producto. Llevan nombres diferentes por cuestiones de marketing, pero a la hora de comparar funcionalidades y precio ten en cuenta que el Roomba 966 es idéntico al 960.

Lo más importante es que finalmente nos podremos deshacer de los pelos de las mascotas instalados en nuestras alfombras.
El modelo 980 es el mejor, así de simple. Por desgracia, su alto precio de 1200€ lo pone fuera del alcance de la mayoría de la gente. Pero por suerte, han pensado en todo y en todos, y han lanzado una versión un tanto más económica. El Roomba 960 cuenta con prácticamente todas las características de su hermano mayor a un precio más reducido.

Características y diferencias entre los Roomba 980 y 960:

Pero vamos a analizar estas dos Roombas en profundidad para valorar si merece la pena comprar una u otra, o nos podemos conformar con un modelo más barato de las series anteriores.

Diseño

Los dos modelos tiene el mismo diseño básico que sus predecesores. Es redondo, de bajo perfil, con dos principales rodillos de goma y un cepillo lateral giratorio, así como un depósito extraíble y un gran botón Clean en el centro para iniciar y detener los ciclos de limpieza con facilidad.

Pero mirando más de cerca, se perciben algunas diferencias. Te darás cuenta de que ahora tienen una pequeña cámara en su parte superior. El color entre ellos también es diferente, siendo el 960 de color gris y el 980 de color negro amarronado.

También se puede ver que la marca ha reducido la interfaz de los robots a solo tres botones (Clean, Home y Spot), despejando aún más su pantalla.

  • Clean. Si pulsas el botón Clean una vez, la Roomba se activa. Si lo pulsas otra vez empieza un ciclo de limpieza. También puedes pulsar Clean mientras está limpiando para pausar al robot o mantenerlo pulsado para finalizar un ciclo.
  • Home (representado mediante una casa). Este botón manda a la Roomba directamente a su base de carga (cuando no está en ella).
  • Spot (representado mediante un punto de mira). Esta es una limpieza que se concentra en un espacio de un radio de 1 metro, para la limpieza de un derrame en concreto, en lugar de todo el suelo.

El resto de botones que albergaban los demás modelos de Roomba, ahora se controlan mediante la nueva aplicación de iRobot, incluyendo la programación periódica, los ajustes de hora y día y otras novedades más (abajo hablamos sobre ello).

Una diferencia interesante con los otros Roombas, es que estos dos nuevos modelos, parecen que pesan más al cogerlos. Esto es debido principalmente a todo el hardware adicional que hay dentro.

¿Qué hardware? Te preguntarás.
La nueva gama 900 es la primera de iRobot en incluir su tecnología de localización visual simultánea y mapeo (vSLAM).

Sistema de mapeo vSLAM

Los robots aspiradores Roomba anteriores tenían un sistema de limpieza al azar en el que dejaban zonas sin limpiar y otras limpiaban muchas veces. Los modelos más nuevos, como el 880, ya incorporan un sistema inteligente que, por medio de sensores, pueden saber lo que les rodea y por donde limpiar.

Pero los Roomba 980 y 960 utilizan una combinación de sensores y una cámara superior para poder rastrear donde ha estado limpiando (mediante la localización de puntos de referencia visuales), y también puede evitar los obstáculos de su camino.

Esta tecnología es la pieza central de la nueva navegación iAdapt 2.0 de iRobot, que permite que los robots pueda maniobrar por toda la casa con más facilidad y con menos choques.

Con toda esta tecnología de mapeo, los Roomba 980 y 960 puede limpiar un piso entero por su cuenta, pasando por todas las zonas sin dejarse ni una y sin dejar de funcionar. Recordemos que la serie 800 tiene la navegación por habitaciones, pudiendo limpiar hasta 3 habitaciones, pero no una planta entera.

Y si no tiene batería suficiente para limpiar la planta entera, automáticamente vuelve a su base de carga para recargarse, y después continua la limpieza donde lo había dejado. Así se asegura de limpiar todas y cada una de las zonas del suelo (los modelos anteriores también se recargaban pero no volvían a limpiar por si solos).

Carpet Boost, una limpieza especial para las alfombras

El Roomba 980 es también mucho más inteligente cuando se trata de la limpieza, ya que gracias a el impulsor Carpet Boost, es capaz de detectar cuando está en una alfombra o en una moqueta y aumentar su potencia de succión 10 veces más para poder limpiarla a fondo.

Así, dependiendo de en qué tipo de suelo está, puede ajustar sus modos de limpieza.
¿Cuantas veces nos hemos quejado de que nuestra Roomba no limpiaba del todo bien en las alfombras de pelo largo? Pues con esta mejora vamos a notar la diferencia. Esta nueva característica no la tenemos en el modelo 960.

Es destacable mencionar que cuando está en suelos duros es más silencioso que sus predecesores.

Batería

iRobot también elimina la batería de níquel e hidruro metálico (NiMH) que utilizaba para los modelos anteriores para sustituirla por una nueva batería de iones de litio, diseñada para durar más tiempo, tanto durante los ciclos de limpieza, como en vida útil del aparato.

Con esta nueva tecnología de mapeo y una nueva batería de iones de litio de larga duración, el Roomba 980 está preparada para limpiar durante 2 horas seguidas y cubrir varias habitaciones en un solo ciclo. Aunque creo que el aumento de la potencia en las alfombras reducirá en buen medida esa duración. Algo menos de autonomía vamos a conseguir con el Roomba 960, ya que se queda en 70 minutos.

Como en otros modelos, iRobot se recomienda cargar los dispositivos antes de ponerlos en funcionamiento. Pero para que las puedas usar de inmediato si estás impaciente por probarlas, las baterías vienen cargadas al 40%.

Esta nueva serie finalmente incorpora algo que los fans han estado esperando desde hace tiempo: una aplicación móvil y soporte WiFi.

iRobot HOME App

Esta es la nueva aplicación de iRobot, mediante la cual podemos manejar a nuestro robot donde quiera que nos encontremos. Está disponible para Android y iOS y es muy fácil de configurar. Cuando nos descarguemos la aplicación, hay que tener la base de carga conectada y la Roomba acoplada.

Sólo hay que seguir las instrucciones descritas por la aplicación para conectar a Roomba con la aplicación. Nuestro smartphone tiene que estar conectado a la Wi-Fi local (entrando con el nombre y la contraseña que tengamos), después tenemos que pulsar a la vez los botones Home y Spot para "activar" la Roomba (se escuchará un timbre).

Selecciona la red Wi-Fi Roomba en la configuración, y espera a que se conecte. El robot nos indicará con una señal acústica que ya está conectado. Y a partir de ahí, ya podemos utilizar la aplicación para controlar nuestra Roomba.

Podemos navegar fácilmente por la aplicación y usar todas las opciones que tenemos, como programar la Roomba, optar por dos pasadas (el valor predeterminado es una pasada, aunque sigue utilizando su detector de suciedad cuando es necesario), y otros ajustes, como Carpet Boost (esta característica limpia automáticamente con más potencia cuando detecta una alfombra o una moqueta).

Cuando pulsamos el botón Clean en nuestra aplicación, comienza el trabajo de limpieza en unos 10 o 15 segundos, dependiendo de tu red WiFi. La cola de tareas funciona igual que una cola de tareas de una impresora. Si tiene problemas de conectividad al intentar iniciar el Roomba de forma remota, puede que te encuentres con varios trabajos de limpieza apilados.

También mantiene un historial de todos los ciclos de limpieza antiguos, lo cual es especialmente útil si no estás en casa para ver el trabajo que hace la Roomba.

Aún así, me gustaría poder tener un indicador de la batería restante, así como otras alertas cuando termina el ciclo o cuando tiene un error.

Lo de la aplicación me parece una buena idea, pero creo que no es algo muy práctico para la gente que no dispone de un Smartphone, o simplemente para el resto de la familia que se encuentra en casa y no tiene manera de poder acceder a las opciones avanzadas de la Roomba.

Por lo demás, las Roombas 980 y 960 mantienen el sistema de limpieza AeroForce en 3 etapas de sus modelos anteriores, al igual que los extractores de residuos anti enredos y los filtros HEPA. También conservan su sistema anti enredos, pudiéndose librar de cables y flecos con facilidad.

Motor

La diferencia fundamental entre estos dos modelos es su motor. El Roomba 980 tiene un nuevo motor de tercera generación, mientras que el modelo 960 incorpora el mismo motor que la Roomba 880.

¿Realmente representa una desventaja? Pues según cómo se mire. Muchos usuarios que han probado los dos modelos aseguran que el motor de la 880 trabaja mejor y rinde más. No es que el nuevo sea malo, todo dependerá del punto de vista del usuario.

Accesorios incluidos

Roomba también ha renovado sus paredes virtuales y Halos haciéndolos más pequeños y compatibles con baterías AA. Estos mantienen las mismas funciones de bloqueo de zonas y protección de un área determinada, como los comederos y bebederos de las mascota.

En esta ocasión el modelo 980 incorpora dos barreras de modo dual Virtual Wall con baterías incluidas (¡milagro!), un filtro adicional y un cepillo lateral adicional. El modelo 960 sólo trae una barrera Virtual Wall, además de un filtro y un cepillo adicional. Ya no es necesario el control remoto ya que podemos manejarlo por medio de la aplicación.

La garantía del fabricante es de 2 años para el robot y 6 meses para la batería.

¿Vale la pena pagar 1200€ por la incorporación de una aplicación?

El hecho es que iRobot si que ha incorporado varias mejoras tecnológicas, como por ejemplo la mejora de la batería, nuevos sensores y una cámara para el mareo avanzado de la estancia, o la aplicación móvil para controlar la limpieza.

Pero ninguna de estas mejoras se traduce en una mejora del rendimiento, y eso es lo que esperas de un robot aspirador que nos va a costar 1200€, especialmente cuando podemos adquirir un Roomba no tan inteligente por la mitad.

Si quieres todo el rendimiento (excepto el sistema Carpet Boost y una reducida autonomía) pero sin pagar tanto dinero, puedes optar por el modelo 960, exclusivo para Amazon, a un precio de 899€.

Todo se reduce al valor que le quieras poner a la aplicación (que también cuesta desarrollarla), por supuesto, pero te sugiero que te lo pienses bien.