Philips EasyStar

El robot aspirador con menos altura (5cm) para llegar a todos los rincones y limpiar donde otros no llegan.

Los robots aspiradores EasyStar de Philips se componen de los modelos FC8800 en color azul y el FC8802 en color negro.

Los dos tienen una característica que los identifica, su reducido tamaño. Con tan solo 5 cm de altura son ideales para limpiar debajo de los muebles, incluso puede pasar por los más bajos.

Así podrás deshacerte del polvo y las pelusas en sitios donde es muy difícil acceder.

Además es muy fácil de manejar, solo hay que pulsar un interruptor y los modelos de Easy Star obrarán su magia.

¿Qué vamos a poder limpiar con el robot Easy Star?

Es el más adecuado sobre todo para la limpieza de suelos duros (de madera, baldosa, gres, linóleo...)

Sin embargo el fabricante nos avisa de que puede experimentar problemas al limpiar en suelos blandos, como moquetas o alfombras. Sobre todo no se recomienda para las alfombras de pelo largo. Habrá que probar como reacciona en cada caso.

¿Como limpia el robot Easy Star?

A diferencia de la mayoría de sus competidores que cuentan con limpieza en 3 pasos, este robot aspirador lo hace en 2 fases, ya que carece de cepillo rotatorio central.

Esta forma de limpieza, que ya la hemos visto en otros modelos, en mi opinión es menos efectiva, pues utiliza solo los dos cepillos laterales para recoger la suciedad.

El EasyStar utilizará sus dos cepillos laterales para llevar la suciedad hacia la abertura de succión y esta hacia el deposito del polvo. En el podremos almacenar tan solo 0.2 litros, una capacidad un poco escasa, así que habrá que vaciarlo antes de que termine el ciclo de limpieza.

Los filtros de salida convencionales también realizarán su labor, atrapando el polvo fino y las partículas más pequeñas.

Patrones de limpieza del EasyStar:

Se compone de 3 patrones:

  • PATRÓN RECTO. Sigue lineas rectas al azar hasta que se topa con un obstáculo, entonces cambia de dirección.
  • PATRÓN ESPIRAL. Utiliza movimientos en espiral para limpiar la suciedad acumulada.
  • PATRÓN DE SEGUIMIENTO DE LA PARED. Bordea las paredes.

Al iniciar el robot aspirador, empezará a limpiar de la siguiente manera:

Un patrón recto, seguido de un patrón espiral. Un patrón de seguimiento de la pared, seguido de un patrón espiral.

Cuando completa esta secuencia comienza a moverse de nuevo en lineas rectas. Limpiará de esta manera hasta que la batería se agote o hasta que le apaguemos manualmente.

La batería (NiMH) dura aproximadamente 50 minutos tras una carga de 4 horas.

El EasyStar no tiene base de carga, por lo tanto no podrá volver a ella para recargarse. Lo tendremos que enchufar nosotros mismos a la red.

Una ventaja es que incorpora 3 sensores de interrupción en la parte inferior. El robot los utilizará para detectar y evitar escalones o diferencias de altura, aunque hay que tenerle vigilado ya que es posible que en algunas circunstancias los sensores no detecten las escaleras o desniveles y se caigan.

En la pantalla dispone de 3 indicadores: de batería (nos avisa cuando está cargándose y cuando está descargada), indicador de deposito y el de advertencia.

Regularmente tenemos que hace un mantenimiento a nuestro aspirador para que siga rindiendo correctamente, por eso debemos limpiar la abertura de succión , las ruedas y los sensores de vez en cuando, así como los cepillos laterales y los ejes.

Se echa en falta las paredes virtuales, ya que si no queremos que limpie en alguna estancia tendremos que cerrar la puerta. Es algo mejorable ya que ningún modelo de Philips lo tiene.

También faltaría la programación, algo que se suele usar bastante en este tipo de electrodomésticos. Aunque no le podemos pedir todo con el precio tan ajustado que tiene.

Si queremos un robot aspirador más duradero, seria mejor invertir en otro aparato de gama más alta. Aunque los EasyStar cumplen de sobra su función, tendremos que estar pendiente de el en muchas ocasiones.