Philips HomeRun

Con el robot HomeRun podrás limpiar tus suelos cómodamente y si esfuerzo.

El robot HomeRun de Philips es un mago que hará desaparecer la suciedad de nuestros suelos por arte de magia.

Es el alumno más aventajado de Philips ya que es el más completo y más equipado, eso si, también el más caro.

De su diseño se puede decir que es un tanto aparatoso, debido a sus dimensiones (345x104mm), y vemos que su altura supera los 10 cm de altura, el doble de alto que sus congéneres, los Easy Star.

Esto puede llegar a ser un problema si lo que queremos es que acceda a lugares de difícil acceso como debajo de mesas, camas y otros muebles. Siempre habrá algún mueble por el que el HomeRun no podrá pasar.

Un robot aspirador inteligente, dotado con una cámara en la parte superior para tomar imágenes del techo que, junto a sus 20 sensores infrarrojos, establece un mapa de la habitación para saber cual es la ruta más eficiente para limpiar el suelo.

También utiliza el mapa para recordar las zonas que ya ha limpiado y las que todavía le quedan por limpiar. Cada vez que empieza a limpiar, el robot aspirador hace un nuevo mapa, por eso si hacemos algún cambio en la estancia el robot encontrará el camino sin problema.

Además utiliza los sensores para evitar las paredes y los objetos, tales como sillas, plantas o lámparas. De esta forma limpiará el suelo de una manera cuidadosa y respetando los muebles.

Los sensores situados en la parte inferior evitan que el aparato se caiga por las escaleras, por lo que no tendremos que andar vigilándole todo el rato.

Fases y modos de limpieza.

El HomeRun efectúa una limpieza en 3 etapas:

Con sus dos cepillos laterales en la parte superior recogen la suciedad y las partículas de los bordes y esquinas que se encuentra.

El potente cepillo giratorio central de cerdas recoge los pelos y las pelusas y las empuja hacia la boca de aspiración, que tiene una capacidad de 0.6 litros, el doble que los otros modelos de Philips.

Cuenta también con filtro de salida convencional donde atrapan el polvo fino y las partículas, mejorando la calidad del aire.

Tiene 4 modos de limpieza:

El HomeRun responde de una manera favorable en todo tipo de suelos, tanto parquet, laminado o alfombras, dependiendo de cual es nuestro suelo utilizaremos un modo de limpieza u otro.

  • Auto: El robot se moverá en líneas rectas paralelas a través de la estancia. La limpieza automática se utiliza para limpiar una habitación o varias habitaciones conectadas por un pasillo y es el modo predeterminado del aspirador.
  • Spot: Para limpiar un área pequeña de aproximadamente 1.5x1.5 m2.
  • Climb: Recomendable para la limpieza de suelos con moqueta (de 10-15mm de altura) o con objetos con los que en el modo Auto no podría pasar.
  • Carpet: Se mueve usando un patrón mixto de líneas rectas y entrecruzamientos. Es el modo perfecto para limpiar habitaciones con alfombras y moquetas de una altura máxima de 20 mm.

En todos los modos, podemos dirigir nosotros mismos el robot con el mando a distancia que viene incluido. Y además con el mando tenemos la opción Turbo, que de le da un plus de velocidad.

Llama la atención que, siendo un robot de gama alta, no incluye paredes virtuales. Si no queremos que limpie una habitación tendremos que cerrar la puerta. Un aspecto a mejorar sin duda.

Tampoco tiene indicador de deposito lleno, así que es recomendable vaciarlo una vez que acabe de limpiar.

El robot aspirador de Philips vuelve automáticamente a la estación base para cargarse cuando se le acaba la batería o una vez que ha acabado de limpiar. El tiempo de carga es de 3 horas.

Hablando de su batería, está compuesta por iones de litio que le confieren una mayor autonomía, exactamente 1h y 40 minutos para poder limpiar una estancia de unos 65m2 a una velocidad de 40 m2 /hora.

Se puede programar para que limpie cuando mejor nos convenga, gracias a su temporizador de 24 horas, eso sí, el robot no funciona a oscuras ya que no podría capturar ninguna fotografía ni formarse un mapa de donde esta, por lo que solo podrá funcionar cuando tenga iluminación.

Una ventaja del HomeRun es que podemos actualizar el sistema de navegación con las últimas mejoras de software, mediante USB y conexión a Internet para estar al día.

Un inconveniente es que es un tanto ruidoso (70dB) y que pesa demasiado (4 kg).

En conclusión, el HomeRun de Philips es un robot aspirador bastante eficiente y completo, que tiene una capacidad de succión adecuada con la que vamos a conseguir tener unos suelos limpios prácticamente todos los días. Se podrían mejorar el diseño y las dimensiones pero hará su labor sin ninguna complicación con solo darle a un botón.