Solac EcoGenic

Robot aspirador, mopa y antibacteriano, todo en un solo aparato.

Debido a la gran demanda de robots aspiradores que hay en el mercado, las marcas que llevan muchos años fabricando pequeños electrodomésticos para el hogar se ponen las pilas para hacer frente a la fuerte competencia. Este es el caso de la conocida marca Solac y su robot EcoGenic.

El modelo de Solac destaca por ser capaz, además de aspirar, de desinfectar el suelo gracias a la lámpara ultravioleta antibacteriana que tiene incorporada, aunque esto no lo vamos a poder comprobar.

Igualmente, incorpora una mopa para poder cuidar los suelos de madera.

Al ser de color oscuro, en el EcoGenic destacan sus LEDs luminosos de color azul en los botones indicadores de programa y de carga.

La luz LED decorativa también está presente en la estación de carga, emitiendo luces rojas y azules parpadeantes, pero además de esta utilidad, lo podemos usar como vaporizador de esencias.

Cuando se caliente el LED, la fragancia que hemos puesto se evaporará, aunque hay que tener cuidado porqué no todas las esencias valen.

El robot aspirador EcoGenic tarda aproximadamente 45 minutos en limpiar una habitación de tamaño medio, pasando sobre la misma zona muchas veces, con patrones repetitivos sí detecta mucha suciedad, para asegurar la limpieza de toda la superficie.

Con su cepillo lateral recoge las partículas de las esquinas y el borde de las paredes.

El cepillo-rodillo central recoge los pelos y limpia las alfombras y moquetas.

Programas de limpieza del EcoGenic.

  • 1. Full-Go: Si pulsas esta función, el robot quedará programado para continuar limpiando cuando se haya cargado completamente.
  • 2. Fast: Una limpieza rápida, para cuando no hay mucha suciedad.
  • 3. Slow: Realiza una limpieza exhaustiva de cada zona.
  • 4. Desinfección: Su lámpara ultravioleta elimina las bacterias y esteriliza el suelo.
  • 5. Mopa: También cuenta con un soporte para mopa, perfecto para la limpieza de parquet y baldosa.

Todas estos programas los podremos activar mediante su control remoto, ya que en su carcasa solo están los botones de encendido y apagado, de start, de carga y de la lámpara ultravioleta.

Tenemos la opción de programar nuestro aspirador para que realice su tarea el día, la hora, la duración y el programa que nosotros queramos.

Su deposito de polvo tiene una capacidad de 0.4 litros, es un tamaño medio para este tipo de aspiradores.

Incorpora sensor antichoques y anticaída, para que no se de golpes contra los muebles o paredes y evite las caídas por las escaleras. Además, está bien preparado para los desniveles del suelo ya que tiene ruedas pivotantes con amortiguación, que harán que pase fácilmente del suelo duro a la alfombra y viceversa.

Su batería tiene una duración de unos 90 minutos que se hace un tanto escasa sí, como nos dice, tarda 45 minutos en limpiar una habitación. Sólo le daría tiempo a limpiar dos estancias antes de tener que volver a la base de carga y pasarse otras 4 horas cargándose.

Algunos usuarios se han quejado de que después de unos meses su autonomía se reduce a 30 minutos y su tiempo de carga aumenta hasta 6 u 8 horas.

Al no disponer de navegación inteligente, se lía un poco a la hora de calcular los espacios y a veces no limpia por todos los rincones de la estancia.

Como punto positivo, podemos decir que hace poco ruido, menos de 60 dB y que al tratarse se una marca tan conocida en nuestro país, si necesitas algún repuesto le vas a encontrar sin ningún problema.

En conclusión, podemos decir que no llega a ser un robot de gama alta, pues le faltan muchas características, pero cumple su función de aspirar, sobre todo los pelos de las mascotas.

En condiciones óptimas (sin obstáculos, alfombras, cables…) responde a su cometido, pero si se encuentra con problemas, da errores múltiples.