Cecotec Conga 1890

En este artículo analizo a fondo el Conga 1890. Se trata de un robot completo, a buen precio y con interesantes accesorios. A continuación comento sus principales características y al final del texto os dejo mis conclusiones sobre el modelo 1890 de Cecotec.

Para leer directamente mi opinión final, pulsa aquí. O consulta la mejor oferta actual en este enlace.

Toda gama Conga tiene un modelo top de robot aspirador. En la gama 4000, nos encontramos al 4490; en la 3000, tenemos al 3790; en la 2000, al 2690. ¿Y en la 1000? Nos adentramos en la familia menos potente de los robots aspiradores de Cecotec, pero eso no ha impedido a la marca valenciana lanzar un modelo sorprendentemente solvente y líder de su pequeña familia: el Conga 1890.

Este pequeño aparato ha sido el encargado de los suelos de nuestra casa durante un par de meses. Pequeño, pero matón, bien equipado, aunque algo limitado por una app a la que le faltan cosas que encontramos en gamas superiores, lógicamente. Es ese aspirador que aconsejaríamos a cualquiera que quisiera limpiar los suelos de su hogar sin complicarse y sin gastar mucho dinero.

Pero no vamos a adelantar acontecimientos. Estamos aquí para traerte la review más completa del Cecotec Conga 1890. Vamos a desgranar a este pequeño robot por completo y a contarte tanto lo bueno como lo malo que hace. Y no te preocupes si lo tenías en el punto de mira, la balanza se decanta por sus bondades.

Review del Conga 1890, el rey de la gama 1000

El rey de la gama 1000, lo ponemos en grande y lo recordamos aquí también. El Conga 1890 tiene muchísimas virtudes, y más viendo el precio que tiene. En ocasiones, nos atreveríamos a decir que es mucho más que un modelo de gama baja, porque nos ha dado unos resultados que ya quisieran algunos de la gama 3000.

Nos ha sorprendido especialmente su rendimiento sobre alfombras, aunque no podemos decir lo mismo de su autonomía. Por otra parte, viene muy, pero que muy bien equipado, con un triplete de cepillos centrales que nos parece esencial en hogares con perros o gatos y suelos duros.

No nos vamos a enrollar más, vamos a empezar viendo qué trae el Conga 1890 cuando lo compras. Una especie de unboxing de este robot aspirador para que sepas todo lo que viene cuando te haces con él.

¿Qué viene en la caja al comprarlo?

  • Robot aspirador Conga 1890.
  • Cepillo multifunción con cerdas y silicona.
  • Cepillo Jalisco.
  • Cepillo para mascotas BestFriend Care.
  • Depósito para sólidos.
  • Depósito mixto para sólidos y líquidos.
  • 2 mopas.
  • 4 cepillos laterales.
  • 2 filtros Hepa de alta eficiencia.
  • Cepillo de autolimpieza.
  • Mando a distancia.
  • Cinta magnética.
  • Base de carga y adaptador de corriente.
  • Manual de instrucciones del robot.
  • Manual de la aplicación.
Así es la caja del Conga 1890

De toda la gama 1000, es el que viene mejor equipado. De hecho, si nos ponemos quisquillosos, viene incluso mejor acompañado que el Conga 2690, y eso que este ya venía bastante bien.

Nos gusta, como ya decíamos, que traiga un trío de cepillos centrales. El multifunción, Brush Pro, es bueno para toda clase de suelos; pero que traiga el de mascotas y el Jalisco es todo un acierto. Este último va genial con suelos duros, y el anterior te ahorra muchísimos quebraderos de cabeza con los pelos de las mascotas.

Desde nuestro punto de vista, este modelo cumple con una selección de cepillos que ya nos resulta fundamental. Aun así, también trae buenos números en cuanto al resto de accesorios.

Cuatro cepillos laterales para tener recambios de sobra, adelantamos que este robot usa dos de estos cepillos al mismo tiempo para limpiar; 2 filtros Hepa, cosa que lo pone por delante de toda la gama 2000, que solo trae uno por robot; y una cinta magnética.

La cinta es esencial para poder sacarle partido a este aparato. Su aplicación no permite restringir áreas de limpieza, de hecho permite hacer poco (ya lo vemos mejor más adelante). Con esta banda se puede indicar al robot que no pase por las

zonas que queramos. A falta de pan, buenas son tortas, como se suele decir.

Características del Conga 1890

  • Dimensiones y peso: 34 cm x 9,5 cm / 4 kg.
  • Filtros interiores: 1 x Hepa de alta eficiencia.
  • Capacidad de depósitos:
    • Depósito mixto: 270 ml para el agua y 300 ml para sólidos.
    • Depósito sólidos: 550 ml.
  • Conectividad: Wi-Fi de 2,4 GHz y 5 GHz.
  • Potencia: hasta 2.700 Pa.
  • Asistentes de voz compatibles: Amazon Alexa y Google Home.
  • Capacidad de batería y autonomía: 2600 mAh / 160 minutos.
  • Tiempo de carga: 3 - 4 horas aprox.
  • Sistema de navegación: tecnología iTech SmartGyro Eye.
  • Memoria de mapeado: 1 mapa / 16 planes de limpieza.

Tenemos tantas cosas de las que hablar que podríamos empezar por cualquier punto, pero vamos a empezar por la tecnología de navegación. El Conga 1890 usa el SmartGyro Eye, un sistema de giroscopios que utiliza para controlar su ubicación y tener los menos choques posibles.

No vamos a adelantar gran cosa al respecto, pero, aunque es una solución bastante buena, no llega al nivel del iTech Laser 360 de la gama 3000 en adelante, ni tampoco al de la iTech Camera 360. Queda un poco por debajo de esta última, aunque le sirve para dar muy buenos resultados.

Lo que más nos llama es su potencia. Dentro de la gama 1000, y con permiso del modelo 1690, es el único con 2700 Pascales de potencia máxima. Esto es algo que se nota muchísimo en las alfombras. Ahí ofrece resultados idénticos a los de la gama 2000, por encima de los que tiene la gama 3000. ¿En nuestra opinión? Algo que habla muy bien de este robot.

Su nivel de autonomía está al nivel del que ofrece la gama 2000 también, con 160 minutos máximos, y también a lo que ofrece toda la gama 1000. No hay sorpresas con esto, de hecho, es una cifra bastante habitual en los robots aspiradores.

Otra imagen del robot Conga 1890

Viene con dos depósitos intercambiables, cosa que nos parece genial para poder dejar uno limpio y secándose mientras se usa el otro, y que además permite sacar partido a su naturaleza 4 en 1 (aspira, barre, friega y pasa la mopa).

Lo último de lo que vamos a hablar es justo por donde solemos empezar, su factor de forma. Lo dejamos precisamente para el final porque no hay nada sorprendente en este. Sigue siendo un robot redondo, con una buena distribución de cepillos y unas dimensiones reducidas. Es más bajo que los Conga 3000, 4490 y 5090, ya que va con otro tipo de sensor.

¿Eso es bueno o malo? Para nosotros, la verdad es que es bueno. Le permite colarse por zonas donde otros no. Pero, por otra parte, la tecnología que tiene hace que lo de navegar y reconocer se le dé algo peor.

Aplicación móvil y programación: control absoluto del robot

Si has mirado bien la lista de lo que viene incluido con el Conga 1890, incluso sus características, sabrás que trae un mando a distancia para programarlo y utilizarlo. También, te habrás fijado en que es compatible con asistentes de voz.

En caso de que hayas leído nuestras reviews de otros robots aspiradores, ya imaginarás lo que pensamos de estas formas de control. De todas formas, vamos a aclararlo para los que seáis nuevos por aquí.

El mando a distancia es una buena opción para manejar el robot. Te permite controlarlo manualmente o incluso programarlo. Por otro lado, la compatibilidad con Alexa y Google Home te deja activarlo a viva voz, aunque no puedes hacer más que ponerlo a limpiar, sin poder configurar nada.

Son dos opciones que están, y nos parecen bien para quienes no tengan conexión a internet. Sin embargo, palidecen por completo cuando las comparamos con lo que hace la aplicación para móviles. Si de verdad quieres sacarle partido a este robot, y a cualquier otro Conga, tenlo muy claro: usa la app.

Para este modelo, la aplicación móvil que hay se llama Conga 1690 1890 (compatible también con el robot inmediatamente inferior). Es una app muy sencilla, pero que sirve para controlar el dispositivo por completo.

Instalarla y empezar a usarla es tan fácil como descargarla de la tienda de Apple o de Android y sincronizar con el robot siguiendo el manual que va incluido con este (es muy sencillo, no tardas más de dos minutos). Antes, solían surgir problemas con móviles Android o con redes Wi-Fi de 5 GHz.

Pero, en nuestra experiencia, deciros que cero problemas con este modelo y la aplicación. Sincronización al momento y muy rápida, de hecho en los manuales viene todo tan bien explicado que cualquiera podría hacerlo.

En cuanto a la aplicación en sí, es muy intuitiva. Tiene el despliegue habitual que encontramos en la inmensa mayoría de Congas. Opciones para programar limpiezas, visualización del mapa, elegir potencia, controlar los niveles de agua al fregar, modos de limpieza… Cumple la lista habitual.

Lo que no cumple es la posibilidad de modificar los mapas o identificar bien todas las salas de casa. Este robot no almacena mapeados para poder usarlos, aunque sí que guarda un historial de los mapas que ha ido trazando. Dibuja uno nuevo cada vez que limpia, aunque eso no le impide ir realizando la mejor ruta cada vez que trabaja en el mismo lugar.

Eso es algo que lo limita bastante en el sentido de indicar habitaciones para hacer limpiezas puntuales, como sucede con la necesidad de usar banda magnética para limitar su movimiento. Pero, ciertamente, tampoco nos parece una gran pega si pensamos en la gama a la que pertenece.

Hay modelos más caros, sobre todo de otras marcas, que son peores en prestaciones y tampoco tienen opción de guardar mapas para modificar. Aun con este defecto, curiosamente el Conga 1890 sale ganando.

Tampoco es un gran problema porque, por todo lo demás, la aplicación nos da control absoluto sobre el aspirador. Almacena los tiempos invertidos en cada limpieza, puedes mandarla a su base de carga (vuelve sola cuando le queda poca batería y retoma la limpieza al cargarse) y te deja programarla casi al dedillo.

Siendo exigentes, se le podría pedir un poco más a la app, sobre todo por los mapas y su interactividad. Pero, viendo el precio que suele tener y todo lo demás que ofrece. Más aún, viendo lo bien que limpia, se puede dejar pasar fácilmente.

El Conga 1890 limpiando el suelo

Limpieza, sensores y navegación

Ya hemos visto qué tal es la app, y ha dado buenos resultados, pero ahora vamos a entrar en el otro pilar importante de estos robots: su capacidad para limpiar. Te lo podemos resumir muy rápido, ya que da resultados bastante buenos haciendo todo lo que tiene que hacer.

Pero así nos quedaríamos cortos, tenemos mucho más que contarte, y vamos a empezar con los 10 modos de limpieza que tiene. Son los siguientes:

  • Área
  • Auto
  • Bordes
  • Gyro
  • Manual
  • Random
  • Scrubbing
  • Twice
  • Vuelta a casa
  • Zona delimitada

Un repertorio más que familiar para el que ya haya sondeado los robots Conga antes. En el tiempo que hemos usado el robot, si bien hemos experimentado con todas las opciones, nos quedamos sobre todo con el modo Auto y el Scrubbing.

El de zona delimitada va bien para usar las bandas magnéticas, que han pasado todo el tiempo de las pruebas colocadas en la zona del perro. Así, el robot no movía sus platos de comida y agua.

Para lo demás, con el modo automático el robot ya va realizando la ruta más óptima para su limpieza. En realidad, sigue una especie de patrón en zig-zag por cada sala, habiendo detectado sus bordes antes. Un método sencillo pero que, ciertamente, funciona.

Hay otro modo de limpieza que hemos usado mucho, el Scrubbing. Este va destinado especialmente al fregado con el robot. De hecho, para que dé buenos resultados, tiene que combinarse con el caudal mínimo de agua.

Los Conga no son demasiado buenos fregando, pero con ese modo de limpieza sí que dan resultados aceptables. En este sentido, el Conga 1890 supera a los modelos Conga 2090 y 2290, ya que no cuentan con esa función. En efecto, este robot friega bastante mejor que los dos que están inmediatamente por encima.

Sus cuatro funciones principales (barrer, aspirar, fregar y pasar la mopa) las cumple con resultados muy notables, incluso en alfombras, a las que limpia mejor que los robots de la gama 3000. Ahora bien, su sistema de sensores y movimiento, aunque bueno, muestra fácilmente sus carencias frente a familias superiores.

Este robot funciona con un sistema giroscópico que le sirve para trazar una secuencia de líneas con las que cubrir todo el área de la vivienda. Está por encima del sistema que había en modelos anteriores, ya que estos se movían aleatoriamente; pero no llega al nivel del iTech Camera ni el Laser 360.

¿Por qué? Pues es simple, porque la única forma que tiene de detectar obstáculos es chocando con ellos. A ver, no va pegándose golpes fuertes con todo lo que hay, pero sí que necesita dar toques a todo para detectar los límites de cada lugar, sean muebles, patas o paredes.

A pesar de eso, no hay que tener miedo a las escaleras, porque las sabe reconocer bien y se da la vuelta siempre a tiempo. De hecho, aunque este sistema es más antiguo que los vistos en las gamas 2000, 3000, 4000 y 5000, lo cierto es que el tiempo de limpieza que consigue es bueno. Es más, va mejorando a medida que limpia más veces.

Hablando de limpiar, aconsejamos muchísimo hacer una limpieza en profundidad del robot semanalmente. Los depósitos que incluye tienen una buena capacidad, pero se tienen que vaciar una vez por semana para que todo siga funcionando bien.

A todo esto, tenemos que destacar los cepillos centrales que trae. El Jalisco, por si no lo sabíais todavía, es nuestro gran favorito de esta marca. Un cepillo de microfibras que recoge la suciedad más fina y dura, de hecho, va genial con suelos de mármol y mayor dureza.

Luego está el que más hemos usado en las pruebas, el BestFriend Care. Es indispensable para hogares con mascotas ya que, al no tener cerdas y ser solo de silicona, evita enredos y recoge los pelos fácilmente. Después, a la hora de limpiarlo, es tan sencillo como pasarle una gamuza.

Los tres cepillos que tiene nos parecen tan acertados como los dos depósitos. A la hora de hacer la limpieza semanal, si has usado el depósito mixto, tienes que limpiarlo a fondo y dejarlo secar bien, ya que cualquier humedad le impide hacer contacto correctamente y el robot no funciona.

En este caso, basta con dejarlo y colocar el cepillo de sólidos si hay que seguir usando el Conga. Esto es algo que algunos modelos de la gama 2000 no tienen y los limita bastante, pero el 1890 despunta también en este aspecto.

Opinión final del Conga 1890

¿Qué opinamos? ¿Cuál es nuestro veredicto del Conga 1890? En todo este tiempo que lo hemos estado usando, nos ha gustado casi todo lo que hace. Es cierto que su precio habitual puede ser algo alto, pero suele tener ofertas que lo convierten en compra casi obligatoria.

Decimos que es casi obligatoria porque, si bien limpia muy bien los suelos y las alfombras y es fácil de manejar, también tiene ciertas limitaciones. Si eres de los que quiere control absoluto con la app móvil y no tener que colocar bandas magnéticas, por ejemplo, no es para ti.

Pero si eso te da igual y tienes, por ejemplo, mascotas, es un modelo casi perfecto. Viene con tres cepillos, con mando a distancia en caso de no tener wi-fi, tiene una buena potencia y una autonomía en la media.

Cumple en prácticamente todos los aspectos que tiene que hacerlo y, por encima de todo, deja los suelos bien sin problemas de obstáculos. Al final, eso es lo que de verdad cuenta. Y justo en eso es en lo que nos ha convencido.

Pros

  • Potencia máxima de 2700 Pascales.
  • Viene con los cepillos BestFriend Care y Jalisco.
  • Programación completa con la aplicación.
  • Buenos resultados incluso en alfombras.
  • El doble cepillo lateral hace cada pasada más eficiente.

Contras

  • No almacena mapas de la vivienda.
  • Para delimitar zonas necesitas usar las bandas magnéticas.
  • Su precio a veces puede ser algo elevado.

En definitva, con el Conga 1890 Cecotec nos trae un robot completo y de buenos resultados, a un precio contenido.

4 puntos sobre 5
Escrito por .