IRobot Braava 390T

iRobot Braava 390T es el modelo de gama alta de la línea Braava (los robots que friegan de iRobot, los creadores de Roomba).

Este nuevo modelo ha mejorado de forma importante el tamaño del área que es capaz de fregar con respecto a su predecesor.

iRobot Braava 390T: Análisis a fondo

Lo primero es tener claro que NO es un robot aspirador. La línea Braava son un complemento para estos. Usan sistemas de sensores y navegación similares, pero no aspiran: barren y friegan.

Braava 390T tiene dos modos de limpieza. Estos se activan con los botones situados en la parte superior del robot. Los modos son barrido en seco y fregado.

  • Barrido en seco - Como su nombre indica, en este modo el robot barre el suelo con una almohadilla de microfibra seca. Sería el equivalente a pasar la mopa.
  • Fregar - Esta es la función principal por la que se compra el robot Braava 390T. Hay que poner una almohadilla ya mojada debajo del robot. Incluye un pequeño contenedor de agua que usará para mantener la almohadilla humeda fregar así nuestros suelos.

Se suministran almohadillas diferentes para cada modo de limpieza. Las almohadillas incluidas con el robot son lavables. Vienen incluídas 4 almohadillas, mi recomendación es comprar en Amazon un pack de almohadillas extra. Así tenemos siempre un recambio a mano.

Lo primero que llama la atención es que es muy silencioso. Al no aspirar, sólo hace un suave sonido al desplazarse de un lado a otro por la habitación.

En el modo de fregado, el Braava 390T tiene una autonomía de 2 horas y media, mientras que en el de barrido (o mopa) alcanza las 3 horas.

Es importante mencionar que en el modo de fregado, el Braava 390T lavará hasta 32 m2. El límite es de 90 m2 en modo de barrido en seco. El último límite lo impone el software, no el hardware. Debido a su programación no puede recordar un área más grande.

Así que en el modo fregado lo normal es dejar que límpie una zona de la casa y luego desplazarlo a la siguiente. Aunque suene a molestia no lo es, hay que tener en cuenta que se le acabará el agua por lo que en ese momento recargamos el depósito. No es tan independiente como un robot aspirador tipo Roomba o Conga. Requiere un poco de supervisión, pero hace un buen trabajo.

Gracias a sus sensores, el 390T esquiva la mayoría de los obstáculos y alfombras. Si alguna vez llega a las escaleras se detiene y da la vuelta, así que no hay peligro de que se caiga si tienes una vivienda de varias alturas.

Batería y carga

El 390T no regresa a su base de carga por sí mismo. Usa un tipo de carga distinta al de los robots aspiradores. Así que cuando termine su trabajo nos toca conectarlo para cargar la batería. Esta tiene una duración de 2,5 a 4 horas, dependiendo de si está barriendo o fregando el suelo.

La batería se carga por completo en un par de horas.

Navegación North Star

El iRobot Braava 390T utiliza una tecnología innovadora llamada "North Star navigation". Se trata de un pequeño cubo o baliza que pondremos en la zona a limpiar. El cubo emite una señal que el Braava utiliza para posicionarse en la habitación. Gracias a North Star, sabrá exactamente en qué lugar de la habitación se encuentra y en qué parte del suelo ha fregado o barrido. El fabricante lo describió como un sistema GPS para robots domésticos.

Debe colocar un cubo en cada habitación que desee que cubra el robot. Sólo se incluye un cubo. Si quieres limpiar varias habitaciones puedes ir moviendo el cubo de una a otra, o bien comprar cubos extra. Están a la venta en Amazon, puedes consultar el precio aquí.

¡Importante! Si decides usar varios cubos, asegúrate de que cada uno emite en un canal diferente. Si no, el robot recibirá la señal de ambos mezclada y se hará un lío. Los cubos vienen con un canal pre-determinado, a la hora de comprarlo fíjate en la descripción del producto: ahí viene cuál es su canal.

El cubo no tiene porqué estar en el suelo. Se puede colocar encima de un mueble y el robot recibirá la señal sin problemas.

Aunque antes hayas aspirado el suelo, las almohadillas del Braava recogen una sorprendente cantidad de suciedad. Es buena señal, ya que da un extra de limpieza a la casa. Eso sí, si hay mucha suciedad (manchas de comida o bebidas que se hayan caído al suelo) no siempre es capaz de eliminarlas del todo.

Y es que el robot se encarga de barrer y fregar, pero al ser ligero no tiene mucha fuerza para apretar y sacar las manchas más pegadas. Vamos, que si el día anterior has dado una fiesta en casa no esperes que el Braava sea capaz de dejar el suelo impoluto. Para una limpieza más "normal" cumple perfectamente.

Resumen

Lo mejor:

  • Mantiene límpia un área más grande que los modelos anteriores de Braava.
  • Puede barrer (tipo mopa) y fregar el suelo.
  • Tiene una gran batería.
  • La batería se carga muy rápido.

Lo peor

  • El área que es capaz de abarcar sin cubos adicionales es bastante limitada.
  • Al comprar el robot sólo viene un cubo.