IRobot Roomba 605

El robot aspirador Roomba 605 de iRobot es perfecto para los que quieren iniciarse en el mundo de la aspiración robótica.

Su rápida puesta en marcha y facilidad de uso, con únicamente 3 botones en la parte superior para controlar el robot, hace que sea un robot sencillo de usar, incluso para personas de edad avanzada.

Este pequeño e inteligente robot está diseñado para mantener tus suelos limpios y brillantes con solo pulsar un botón. Aunque es ideal para eliminar la suciedad de los suelos duros (como laminados, baldosas, parquet, etc.), también da buen resultado en alfombras y moquetas de pelo corto.

Si valoras tu tiempo libre, entonces el aspirador Roomba 605 de iRobot es justo lo que necesitas para tener unos suelos impolutos con el mínimo esfuerzo.

Así es el Roomba 605 de iRobot

El diseño del Roomba 605 no puede ser más sencillo e intuitivo. En el centro de la parte superior están bien visibles los 3 botones que permiten manejar al robot: Clean, Spot y Dock, a esto se reduce el panel de control.

Sus reducidas dimensiones 34,0 x 9,2 cm permiten que pueda limpiar perfectamente debajo de los muebles bajos. Así es como puede limpiar incluso debajo de tu sofá o cama, áreas que difícilmente alcanzarías con una aspiradora convencional.

Sistema de limpieza y cepillos

El iRobot 605 está equipado con un cepillo lateral giratorio muy largo, que recoge la suciedad y el polvo de los bordes y esquinas, transportándolo hacia la boca de succión.

Y al darle la vuelta se descubre sus otros dos cepillos principales, uno de cerdas más grande para desincrustar la suciedad, y otro de goma para recogerla. Estos dos cepillos crean una combinación perfecta para recoger el polvo, el pelo y otros residuos de todo tipo de suelos.

Si has utilizado otros modelos Roomba, te faltará el sistema de limpieza Aerovac, que reduce los enredos en los cepillos. Esto es algo que ocurre en los cepillos de cerdas, que los pelos suelen quedarse atrapados entre las cerdas, sin pasar al depósito de suciedad y reduciendo la eficacia en la limpieza. El resultado: más trabajo para nosotros que tenemos que limpiarlo tras cada ciclo.

Con estos dos cepillos puede aspirar y recoger toda la suciedad, que es llevada hasta el depósito de suciedad, un compartimento extraíble al que se puede acceder desde un lateral, donde se encuentra el filtro de suciedad, el encargado de recoger todas las pequeñas partículas del aire.

Este depósito es el que hay que vaciar de vez en cuando, para que la aspiradora pueda seguir funcionando en condiciones óptimas. La extracción del depósito es muy fácil y sencilla, sin que tengas que estar en contacto con la suciedad, ni te acabes manchando.

Pero el diseño del Roomba 605 no solo es sencillo, también es eficiente. Cuenta con un cabezal de limpieza autoajustable que le permite pasar de un suelo duro, a una alfombra sin errores.

Y aunque es un detalle menor, hay que mencionar que el robot no incluye un asa para poder transportarlo, como si lo hacen otros de los modelos Roomba.

Accesorios incluidos

  • Estación de carga a la que vuelve cuando se le agota la batería
  • 1 cepillo principal de cerdas
  • 1 cepillo principal de goma
  • 1 cepillo lateral giratorio
  • Manual del usuario

Los accesorios son los básicos e imprescindibles para que el robot empiece a funcionar. No incluye extras, por lo que tendremos que comprarlos al cabo de unos meses para sustituirlos.

Entre sus accesorios se echa en falta una pared virtual, algo que nos ayuda a delimitar la zona que no queremos que limpie el robot. Aunque si para ti es imprescindible, es posible comprarla como accesorio adicional.

Características

Gracias a la tecnología navegación con capacidad de respuesta iAdapt, el robot recorre todo el área del suelo sin dejar una zona sin limpiar. Al pasar varias veces por las zonas, no queda ni una mancha intacta y la suciedad se elimina a fondo.

El robot viene con una batería xLife que ofrece el doble de ciclos de limpieza que las baterías anteriores de Roomba, proporcionando una autonomía de aproximadamente 1 hora.

Y si la máquina se queda sin batería a mitad de limpieza, regresa automáticamente a su base de carga para acoplarse y recargarse, algo que le lleva aproximadamente 3 horas; de modo que quede preparado para el siguiente ciclo de limpieza, sin que tengas que intervenir para nada.

Su motor de primera generación crea una fuerte succión para atrapar hasta las partículas más grandes de suciedad. Por eso hay que tener cuidado y recoger todo lo que está por el suelo de valor, porque sino el robot se lo tragará.

El Roomba 605 navega a través de la estancia con toda seguridad gracias a sus sensores de obstáculos y anti-caídas, que evitan que choque contra obstáculos y se caiga por las escaleras. Por lo tanto, el robot aspirador reconoce escaleras y otros desniveles, y cambia de dirección para no caerse.

Hay que tener en cuenta que estos sensores pueden tener fallos en las áreas negras u oscuras. Esto es debido a que los sensores de caída identifican estas áreas como un abismo, y no las cruzan. Sin embargo, es posible cubrir estos sensores para permitir que el robot aspire sobre estas áreas oscuras.

Y para curarse en salud, el robot tiene integrado en la parte delantera un parachoques suave pero resistente; que amortiguan las pequeñas colisiones que se puedan producir, evitando que los muebles y los objetos se rallen. Eso no solo protege tus muebles, también al iRobot Roomba 605.

Aunque no es el robot aspirador más ruidoso que hemos visto, su nivel sonoro de 61 dB dificulta ver la televisión o mantener una conversación cuando el Roomba 605 está limpiando en la misma habitación.

Algo que echamos en falta entre sus características, es la función programación. Ahora todos los robots aspiradores la incluyen, y es muy útil si eres de los que quieren programar y olvidarse del robot.

De esta forma, tenemos que ser nosotros quienes demos la orden de limpiar al Roomba 605, pulsando el botón central Clean. Y si por alguna razón nos olvidamos, el robot no limpiará.

¿Y qué tal limpia?

Levanta los pies y disfruta de una limpieza eficiente sin esfuerzo. Simplemente presiona el botón Clean y el Roomba 605 se pondrá a trabajar sin necesidad de programación.

Para ello utiliza un proceso de limpieza patentado de 3 etapas, que utiliza sus cepillos contrarrotantes, su cepillo lateral giratorio, y su potente succión. Estos 3 elementos crean la fórmula perfecta para la limpieza de hogares de hasta 60 m2.

Y no solo para la limpieza tradicional, sino también para su modo de limpieza concentrado (Spot), mediante el cual puede limpiar áreas pequeñas con suciedad concentrada.

En este campo echamos de menos el modo de detección de suciedad (Dirt Detect) patentado por iRobot, que automáticamente realiza varias pasadas sobre una zona con mucha acumulación de suciedad.

Mi opinión del Roomba 605:

Una vez más, iRobot presenta un robot aspirador que realmente hace su trabajo. Su puede decir que el Roomba 605 es un robot muy básico y sencillo, con pocas funciones, pero que trabaja eliminando la suciedad igual que otros modelos de gama superior.

Esto también se nota en su precio, por menos de 250€ puedes tener toda la tecnología de iRobot para la limpieza de tus suelos. Es cierto que hay algunas ausencias, como la función de programar el horario de limpieza, la falta de más modos de limpieza, o de accesorios adicionales. Pero es perfecto para las casas de hasta 60/70 m2, que quieren algo sencillo, efectivo y a un precio ajustado.

Pros

  • Con la confianza de la marca iRobot
  • Muy fácil de usar, perfecto para principiantes
  • Funciona bien en suelos duros y alfombras
  • Navegación iAdapt
  • Precio asequible

Contras

  • No tiene función de programación
  • No incluye paredes virtuales
  • La duración de la batería no es muy extensa

Toda la calidad de los Roomba de iRobot, sin funciones avanzadas y por tanto a un precio más barato.